19 migrantes venezolanos murieron, entre ellos dos niños, en un naufragio tras intentar llegar a Trinidad y Tobago

Funcionarios de la guardia costera hallaron en el mar a al menos 19 migrantes venezolanos, entre ellos dos niños, ahogados, quienes intentaban huir de Venezuela en un bote hacia Trinidad y Tobago en busca de un mejor futuro.

“Guardia costera encuentra 19 adultos y niños ahogados, a 6.3 MN de las costas de Güiria. Nuevo naufragio mortal de un bote desparecido hace 3 días. Murieron buscando libertad y un mejor porvenir para sus familias, huyendo de Venezuela en forma insegura”, escribió la abogada Rocío San Miguel, defensora de Derechos Humanos, en Twitter.

El padre Jesús Villarroel, párroco de la ciudad de Carúpano, en el estado Sucre, (este de Venezuela) informó que hasta el momento han encontrado 12 cuerpos en alta mar según publicó el medio digital El Pitazo. El sacerdote lamentó el hecho y acompañó a los familiares en su dolor.

Los cuerpos fueron hallados flotando en el mar a 6.3 millas náuticas de las costas de Güiria, en el estado Sucre, lugar desde donde salió con destino a la isla. Se desconoce el número de tripulantes de esta embarcación.

Viajaban a Trinidad y Tobago

El comisionado de la Organización de Estados Americanos (OEA) para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos, David Smolansky, señaló que allegados de estas personas denunciaron que ellos salieron el domingo 6 de diciembre en un peñero desde Güiria hacia Trinidad y Tobago.

+Noticias:  Venezuela declara persona no grata a la embajadora de la Unión Europea y le da 72 horas para dejar el país

“(El peñero) fue devuelto de la isla y habría naufragado. Se han encontrado cadáveres flotando en el mar, muy cerca de las costas venezolanas”, escribió el político en la red social.

Agregó que entre los fallecidos hay mujeres y niños.

El hecho ocurre tres semanas después de que un grupo de migrantes venezolanos, incluidos 16 niños, fuese expulsado de Trinidad y Tobago, permaneciera 48 horas en altamar, y luego retornaran amparados en una orden judicial.

En ese entonces, autoridades de la isla caribeña reiteraron que las fronteras se encontraban cerradas por la pandemia del coronavirus y que cualquier inmigrante ilegal sería una persona indeseable.

El 9 de diciembre, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) otorgó medidas cautelares a seis niños venezolanos involucrados en el caso.

El régimen de Nicolás Maduro no se ha pronunciado directamente sobre los hechos.

El 26 de noviembre el canciller de la dictadura, Jorge Arreaza, dijo que convocarían a Trinidad a “una necesaria reunión” para revisar temas que incluían la movilidad humana.

También, según indicó, debatirían sobre seguridad, lucha contra la delincuencia y narcotráfico.

Imagen: @rociosanmiguel

Fuente: infobae