Activista saudita de los derechos de la mujer Loujain al Hathloul fue liberada tras casi tres años en prisión

La activista saudita de los derechos de la mujer Loujain al Hathloul fue liberada este miércoles (10.02.2021) tras casi tres años en prisión, anunció su familia, cuando Riad enfrenta una renovada presión estadounidense sobre el respeto de los derechos humanos en el reino.

“Loujain fue liberada”, escribió en Twitter su hermana Lina, quien añadió en inglés: “Loujain está en casa después de 1.001 días encarcelada”. La militante de 31 años fue condenada el pasado 29 de diciembre a cinco años y ocho meses de prisión, en virtud de una ley “antiterrorista”.

Su detención, junto a otras mujeres, se produjo en mayo de 2018, días antes de que se autorizara a las sauditas a conducir, una reforma por la que militaban las detenidas. La sentencia iba acompañada de una suspensión de pena de dos años y 10 meses, siempre y cuando, no cometiera “un nuevo delito en tres años”.

Al tenerse en cuenta el período de prisión preventiva, la familia esperaba su liberación para marzo. El tribunal también le prohibió salir del reino durante cinco años, según sus allegados.

“Loujain está en casa, pero no es libre. El combate no ha terminado”, afirmó la hermana de la militante. Las autoridades sauditas no comentaron por el momento oficialmente la detención, el juicio ni la liberación de la joven.

Su liberación “tras un terrible calvario en prisión (…) es un alivio increíble”, según Amnistía Internacional. “Nada puede compensar el trato cruel que sufrió y la injusticia de su encarcelamiento”, precisó.

Su liberación tuvo lugar después de que el nuevo presidente estadounidense, Joe Biden, se comprometiera a intensificar las indagaciones sobre los antecedentes en materia de derechos humanos del príncipe heredero, Mohamed bin Salmán. 

+Noticias:  Arabia Saudí y Bielorrusia suscribieron un memorando de cooperación en la industria militar

Medios progobierno la calificaban de “traidora”

“Ella era una importante defensora de los derechos de las mujeres y sacarla de la cárcel fue lo correcto”, aseguró Biden. Su par francés, Emmanuel Macron, dijo “alegrarse” de la liberación y “compartir el alivio” de su familia.

Luego de que el reino gozara de cierta impunidad bajo la presidencia de Donald Trump, se espera que Biden lo inste a liberar ciudadanos estadounidenses y sauditas, activistas e incluso miembros de la familia real, muchos de los cuales están bajo arresto sin ningún cargo formal en su contra.

Tras un proceso en el tribunal penal de Riad, en noviembre pasado el caso de Hathloul pasó a la corte antiterrorista que, de acuerdo a los activistas, se usa para silenciar las voces críticas so pretexto de luchar contra el terrorismo.

El ministro de Relaciones Exteriores, el príncipe Faisal bin Farhan, indicó posteriormente a la AFP que la joven estaba acusada de mantener contacto con Estados “hostiles” y proporcionar información reservada. Su familia afirma que no hay pruebas al respecto.

Aunque algunas activistas arrestadas fueron liberadas provisionalmente, Hathloul y otras permanecieron en prisión bajo acusaciones que los grupos de derechos humanos describieron como opacas.

Los medios de comunicación progobierno sauditas las calificaban de “traidoras”, la familia de Hathloul afirma que sufrió acoso sexual y torturas durante su detención. Recientemente, el tribunal saudita desestimó estas acusaciones.

+Noticias:  Arabia Saudí y Bielorrusia suscribieron un memorando de cooperación en la industria militar

El arresto de mujeres activistas ha vuelto a poner en la palestra el oscuro historial sobre derechos humanos de esta monarquía absoluta que también ha enfrentado duras críticas por el brutal asesinato en 2018 del periodista Jamal Khashoggi en su consulado en Estambul.

mg (afp, dpa)

Fuente: DW