Al menos 10 soldados murieron en un ataque atribuido a fuerzas yihadistas en el centro de Mali

El ataque se produjo en la localidad de Boni, el miércoles (3.02.2021), y también dejó nueve soldados heridos y pérdidas materiales, según explicó anoche un comunicado de las Fuerzas Armadas Malienses, que añadieron que los heridos fueron evacuados a Sevaré.

Tadayt, órgano de propaganda cercano a la organización yihadista Al Qaida, atribuyó el ataque al Grupo de apoyo al islam y a los musulmanes (GSIM, o Jnim, en árabe), alianza yihadista afiliada a Al Qaeda.

Es el ataque más sangriento contra las fuerzas armadas malienses desde principios de año.Los asaltantes utilizaron un vehículo blindado, un hecho muy inhabitual, para atacar el campamento militar de Boni, entre Duentza y Hombori, en la región de Mopti, según fuentes de seguridad.

Además de las diez bajas, el ataque provocó ocho heridos, que fueron evacuados hacia un hospital local, según las fuentes militares y fuentes locales, bajo anonimato.

El ejército maliense indicó que durante el enfrentamiento recibió apoyo aéreo de Barkhane, la fuerza antiyihadista francesa en el Sahel. Una información confirmada a la agencia AFP por el portavoz del ejército francés, coronel Frédéric Barbry, que indicó que se utilizó un dron, aviones Mirages 2000 y dos helicópteros Tigre, que lanzaron varios ataques.

Según ese portavoz francés, “una veintena de yihadistas fueron neutralizados” durante esos bombardeos, en los que se destruyeron el blindado y 16 motos.

CP (efe, afp)

Fuente: DW

+Noticias:  Francés que combatió con grupos yihadistas en Siria fue detenido y acusado formalmente en Francia