Amnistía Internacional denuncia matanza de cientos de civiles en Mozambique en un año

Centenares de civiles murieron a manos del grupo armado Al Shabaab (no está relacionado con el grupo yihadista somalí), las fuerzas gubernamentales y la empresa militar privada Dyck Advisory Group en el norte de Mozambique desde marzo de 2020, declaró en un informe la organización Amnistía Internacional (AI).

“Las personas en Cabo Delgado están atrapadas entre las fuerzas de seguridad de Mozambique, las milicias privadas que combaten junto con el Gobierno y el grupo opositor armado conocido a nivel local como Al Shabaab, ninguno de los cuales respeta el derecho a vivir y las leyes de la guerra”, dijo el director regional de AI en África del Este y del Sur, Deprose Muchena.

Denunció que “los tres han cometido crímenes de guerra provocando centenares de muertes de civiles”.

La organización defensora de derechos humanos llegó a esa conclusión tras analizar imágenes de satélites, fotos y datos de fuentes abiertas y también entrevistó a periodistas, trabajadores humanitarios y analistas internacionales.

“Los combatientes de Al Shabaab mataron deliberadamente a civiles, quemaron pueblos y ciudades y cometieron atrocidades usando machetes, incluidas numerosas decapitaciones y profanaciones de cadáveres”, constató.Muchas jóvenes dijeron que se fugaron por miedo a ser violadas, secuestradas o forzadas a un matrimonio con un islamista.

Mientras las fuerzas gubernamentales, según AI, “atacaron a civiles acusados de colaborar con Al Shabaab o apoyar a ese grupo”.La organización acusa a los militares y la policía de ejecuciones extrajudiciales, torturas, maltratos y mutilaciones.

Por su parte, la empresa privada Dyck Advisory Group, según 53 testigos entrevistados por AI, lanzó ataques indiscriminados contra civiles, hospitales, colegios y casas.

Desde 2017 los ataques de grupos armados provocaron la muerte de más de 2.000 personas en Cabo Delgado y provincias vecinas, según la ONU.Más de 530.000 personas se desplazaron en busca de un refugio.

Fuente: sputniknews

Imagen: CC0 / Pixabay /