Argentina autorizó “con carácter de emergencia” el uso de la vacuna contra la COVID-19 Covishield, producida en la India

El Ministerio de Salud de Argentina autorizó “con carácter de emergencia” el uso de la vacuna contra la covid-19 Covishield, producida en el Instituto Serum de la India, según una resolución publicada en el Boletín Oficial.

La autorización, con carácter de “emergencia”, lleva la firma del ministro de Salud, Ginés González García. El decreto destaca que la Covishield “resulta del desarrollo del proceso productivo realizado por el Serum Instituto of India en colaboración con la Universidad de Oxford y AstraZeneca, en el contexto de una transferencia de tecnología”.

En este caso, su aprobación se centró en “determinar que dicha transferencia (de tecnología) no impacta en la calidad, seguridad y eficacia” del producto que ya ha sido aprobado por 12 países, además de la autoridad sanitaria de India.

El decreto indica que “no se han presentado eventos adversos graves ni se han identificado diferencias significativas en la eficacia observada en los diferentes grupos etarios que participaron de los ensayos clínicos”.

Cumple “estándares requeridos”

Los análisis realizados concluyeron “el cumplimiento de los estándares requeridos por la autoridad regulatoria de las plantas elaboradoras, el desarrollo y la elaboración de los productos, su certificación en el país de origen y el cumplimiento de los estándares de calidad, accediendo a información sobre su seguridad y eficacia, así como a la que indica que no se han presentado eventos adversos graves”.

Tampoco se han identificado diferencias significativas en la eficacia observada en los diferentes grupos etarios que participaron de los ensayos clínicos.

Las autoridades sanitarias accedieron finalmente a la autorización “teniendo en cuenta la situación actual de emergencia sanitaria, el contexto internacional que limita el acceso a otras alternativas por la disputa global de vacunas y en la medida en que los beneficios conocidos y potenciales son superiores a los riesgos conocidos y potenciales para la salud de la población”.

+Noticias:  Pfizer y BioNTech lanzan ensayo para probar vacuna contra COVID-19 en mujeres embarazadas

Hasta ahora, solo Sputnik V

Argentina ya había otorgado su aprobación a la vacuna Sputnik V, del laboratorio ruso Gamaleya, el 23 de diciembre, y ampliado luego en enero su aplicación a mayores de 60 años. Pero, a diferencia de la vacuna rusa, la Covishield puede conservarse a temperaturas estándar.

La Sputnik V es hasta ahora la única vacuna con la que cuenta el país sudamericano para su campaña de inmunización voluntaria iniciada el 29 de diciembre.

El país sudamericano recibió hasta ahora 820.000 dosis de Sputnik V. Y, según los últimos datos oficiales, hasta la fecha se han vacunado un total de 307.326 personas con la primera dosis (esta vacuna requiere dos dosis) y 163.069 personas con la segunda.

Otros contratos con AstraZeneca, Sinopharm, Gamaleya y mecanismo COVAX

Según el Ministerio de Salud, Argentina tiene contratos de provisión de vacunas contra COVID-19 por unos 62,6 millones de dosis de distintos laboratorios.

El ministro precisó que Argentina tiene acuerdos para recibir 30 millones de dosis de Sputnik V, 23,6 millones de AstraZeneca y nueve millones por el mecanismo Covax”, una iniciativa internacional para garantizar una distribución justa de los medios contra el covid-19.

Según esos datos, el funcionario afirmó que el gobierno espera imnunizar a toda la población argentina mayor de 18 años. El país contabiliza desde marzo pasado 1.985.484 casos y 49.398 fallecidos por covid-19 sobre una población de 44 millones. 

rml (efe, afp)

Fuente: DW