Asesinatos de periodistas se duplicaron en 2020, con México como el país más peligroso

El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) denunció que en 2020 se duplicó la cifra de periodistas asesinados en el ejercicio de su profesión respecto al año 2019. Según el recuento de esa organización, la cifra asciende a al menos 30 profesionales asesinados, de los cuales 21 perecieron en represalia a sus coberturas. México se confirma por segundo año consecutivo como el país con más periodistas asesinados.

Después de que en 2019 las cifras de asesinados dieran un respiro a la profesión periodística, el 2020 vuelve a confirmar que el ejercicio de la misma sigue siendo muy peligroso en ciertos países del globo. Si bien el pasado año el número de asesinados fue el más bajo desde el año 2000 – según Reporteros Sin Fronteras (RSF) y el CPJ – en este año la cifra ascendió a al menos 30 periodistas, más del doble de lo reportado por este organismo en el ejercicio anterior.

“Es alarmante que los asesinatos de periodistas hayan aumentado en más del doble en el último año, y esta escalada representa el incumplimiento de la comunidad internacional con su obligación de enfrentar el flagelo de la impunidad”, declaró Joel Simon, director ejecutivo del CPJ.

México, a la cabeza de periodistas asesinados por segundo año consecutivo

El informe del CPJ resalta a México y Afganistán como los países con mayor número de asesinatos en este 2020. Cuatro periodistas fueron asesinados en cada país en lo que va de año, si bien en México uno más fue muerto a disparos mientras informaba en la escena de un crimen.

+Noticias:  Presidente venezolano ofrece suministrar gas a México pese a escasez

RSF informaba el 10 de noviembre de que tres reporteros habían sido asesinados en los 10 días anteriores en México, un país que ocupa el puesto 143 de 180 en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa que publica la organización todos los años. El informe del CPJ hace hincapié también en esta problemática y en la falta de apoyo hacia los periodistas por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El mandatario “se comprometió a tomar medidas concretas para poner fin a la violencia contra la prensa y a la inmunidad por el asesinato de periodistas. No obstante, este ciclo continúa inalterable” afirman desde el CPJ. Y añaden que “en la gran mayoría de los casos de asesinato, no se ha condenado a ningún acusado (…) y los autores intelectuales permanecen libres”.

Al respecto, el 2 de noviembre la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México difundió un comunicado de prensa en el que exhortaba a todas las autoridades del país a esclarecer los homicidios cometidos contra periodistas, que, según afirman, ascienden a 165 en los últimos dos decenios.

“La CNDH, en concordancia con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) reconoce que México es uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo en América Latina; que el secuestro, la desaparición y el homicidio, son atentados a la libertad de expresión que se perpetran de manera cotidiana y alarmante en contra de los periodistas”, afirmaron.

Clima mundial de impunidad ante ataques a la prensa.

El CPJ resalta que, pese al aumento global de asesinatos, el número de periodistas muertos en conflictos – 3 en este año – descendió a niveles del año 2000, conforme disminuía la intensidad de los conflictos en Oriente Medio y la pandemia dificultaba las posibilidades de viajar. Sin embargo, resaltan que durante la presidencia de Donald Trump se avivó un clima de impunidad general contra la prensa.

+Noticias:  Filme mexicano "Una película de policías" ganó el Oso de Plata a la contribución artística de la Berlinale

Los continuos ataques del presidente saliente de EE. UU. a este colectivo y el enfoque “oportunista” de las denuncias contra los ataques a la libertad de prensa, dependiendo de si se cometen en territorio amigo o enemigo de su Gobierno, han llevado a “la renuncia por parte de Estados Unidos a su liderazgo mundial en defensa de la libertad de prensa”, afirman.

Por ello, el 17 de noviembre enviaron un comunicado al presidente electo Joe Biden con propuestas para intentar revertir esta situación. Entre ellas, “nombrar un enviado presidencial especial para la libertad de prensa o recomponer las instituciones del Departamento de Estado que tradicionalmente han respaldado la libertad de prensa”. A partir del próximo 20 de enero, esta será otra de las políticas de Trump que Joe Biden intentará revertir en su mandato.

La metodología del Comité

El informe de 2020 no incluye muertes cuyos motivos no están claros. Según el portal de la Organización “si existe la posibilidad de que un periodista haya muerto en relación con su labor periodística, el CPJ clasifica el caso como pendiente de confirmación y continúa las investigaciones”.

El CPJ anunció que está investigando los casos de otros 15 periodistas que murieron este año, con la finalidad de esclarecer si su trabajo periodístico fue el motivo de la muerte. 

Con EFE

Fuente: France24

Imagen: Periodistas se manifiestan contra el asesinato de su colega María Helena Ferral en la plaza de Lerdo en Xalapa, estado de Veracruz, México, el 1 de abril de 2020. © Hector Quintanar/AFP