Australia ultima los detalles de su dura cuarentena

Con el paso de los días se revelan más detalles sobre los estrictos protocolos de cuarentena que deberán llevar a cabo los tenistas antes del inicio del Open de Australia, que a pesar de no estar confirmado de forma oficial, todo apunta a que será el próximo 8 de febrero. Para que todo se desarrolle con normalidad, Tennis Australia someterá a los jugadores provenientes de lo que consideran ‘zona roja’ (los no residentes en Australia o Nueva Zelanda) a una severa cuerentena a su llegada a Melbourne. En una última carta abierta por parte de la organización del evento se han expuesto los últimos detalles:

-Viaje y fechas: los organizadores establecen vuelos chárter desde Dubái, Los Ángeles y Singapur, cuyo billete será pagado por Tennis Australia para el jugador y un acompañante. Si se obtiene de clase superior a economy, el cargo extra lo asumirá el tenista. Los viajes serán el 15 y 16 de enero.

-Alojamiento: la organización no permitirá que los jugadores y miembros de su cuerpo técnico se instalen en otros lugares ajenos a la cuarentena o domicilios particulares. Los tenistas sólo podrán salir del hotel durante cinco horas al día, repartidas de la siguiente manera: dos horas en pista para entrenar, dos en el gimnasio y una para la comida en el restaurante del torneo.

-Test: cada persona que llegue a Melbourne deberá someterse a un test PCR 48 horas antes del vuelo, además de en los siguientes días sucesivos a su llegada: 1, 3, 7, 10 y 14, último día en el que cumplirán con la cuarentena. En caso de que un tenista dé positivo antes del torneo, recibirá un premio en metálico del 50% correspondiente a la ganancia de la primera ronda.

-Mascarillas: el uso de mascarilla será obligatorio para cada persona del torneo, ya sea jugador o staff, a excepción de los momentos en los que se encuentren en las habitaciones del hotel, durante las comidas, sesiones de entrenamiento y partidos.

Imagen: KAI PFAFFENBACH REUTERS

Fuente: AS