Autoridades haitianas han puesto en libertad al magistrado Yvickel Dabrésil, detenido el pasado fin de semana por su supuesta participación en intento de golpe de Estado

Las autoridades haitianas han puesto en libertad este jueves (11.02.2021) al magistrado Yvickel Dabrésil, detenido el pasado fin de semana por su supuesta participación en un intento de golpe de Estado.

Dabrésil -magistrado de la Corte de Casación, máxima instancia judicial del país- fue puesto en libertad cerca de 24 horas después de que el Tribunal Civil de Croix-des-Bouquets emitiese la orden. El juez salió de la prisión de Croix-des-Bouquets, en las afueras de la capital haitiana, sin dar declaraciones y se subió a un automóvil en el que se marchó del lugar.

La orden de libertad, anunciada el 9 de febrero, debería de haber sido cumplida de inmediato, pero la Policía en la cárcel “no querían dejar partir al juez” y tardaron cerca de 24 horas en aceptar el mandato del Tribunal, según dijo a la prensa internacional uno de los abogados del juez, Reynold Georges.

El resto de personas detenidas el pasado fin de semana -bajo la acusación de supuestamente planear un golpe de Estado y un atentado contra la vida del presidente Jovenel Moise- siguen en prisión. Entre la veintena de capturas hay familiares del juez, la inspectora general de la Policía Nacional, Marie Louise Gauthier, y agentes del cuerpo.

El pasado 7 de febrero, Moise anunció una serie de arrestos e informó de los supuestos planes que, según las autoridades, tenía la oposición para atentar contra su vida. Un día después de esos arrestos, la oposición reaccionó anunciando que no reconoce más la autoridad de Moise y nombró como presidente interino a otro juez de la Corte de Casación, Joseph Mécène Jean Louis.

+Noticias:  República Dominicana construirá una verja perimetral en la frontera con Haití que en total se extiende por 367 kilómetros

La respuesta del Gobierno fue ordenar la jubilación forzosa de Jean Louis, Dabrésil y de un tercer magistrado de la Corte de Casación, también supuestamente implicado en los actos denunciados por el Ejecutivo. Esa orden de retiro es aparentemente contraria a la Constitución, que protege la inviolabilidad de jueces de las altas cortes e impide cesarles de sus funciones.

Tras ese decreto de Moise, Estados Unidos y la Organización de Estados Americanos (OEA) expresaron su preocupación por esa orden contra jueces, aunque siguen manteniendo su apoyo al mandatario haitiano y a sus planes de organizar elecciones este año. Esta cadena de acontecimientos ha desatado la crisis política más grave en Haití desde el golpe de Estado que arrebató el poder al presidente Jean-Bertrand Aristide en 2004.

ama (efe, juno 7, maghaiti)

Fuente: DW