Bad Bunny es el artista más escuchado del 2020 en Spotify

Bad Bunny es el artista más escuchado de 2020 en el mundo en Spotify, la plataforma de streaming más popular. El cantante puertorriqueño, de solo 26 años, que ha editado tres álbumes en los últimos nueve meses, también encabeza la lista en España.

En total son 8.300 millones de escuchas los que ha conseguido el artista urbano, según ha publicado en su informe anual Spotify. Melanie Parejo, portavoz de la compañía en el sur de Europa, define la lista como “histórica por la importancia de la música latina”. “Nunca antes se había consumido tanta música en español. Parece que han quedado lejos esos tiempos en los que en España nos teníamos que aprender las canciones en inglés; ahora todo el mundo canta en español”, bromea Parejo en declaraciones por Zoom.

El tercer puesto a nivel mundial lo ocupa otro latino, el colombiano J. Balvin. Se cuela entre ellos, en segundo lugar, el canadiense Drake. El año pasado los tres primeros eran artistas que se expresan en inglés: Post Malone, Billie Eilish y Ariana Grande. “Es una tendencia que se veía venir y ahora ha cristalizado: la música en español está más fuerte que nunca. Bad Bunny ha lanzado tres álbumes, no precisamente cortos, y todos han roto récords de escuchas”, señala Parejo. Si el puertorriqueño es el artista más escuchado, en cuanto a canciones gana The Weeknd, con Blinding Lights. El músico canadiense se quejó de “tongo” hace unos días, cuando quedó excluido de las nominaciones a los premios Grammy.

La lista de los más escuchados en España está dominada por Puerto Rico. Hasta cuatro cantantes nacieron allí: Bad Bunny (puesto uno), Anuel AA (en el 2). Ozuna (4) y Myke Towers (5). El tercero es J. Balvin. En cuanto a canciones, en España la que más ha gustado ha sido Tusa, de la colombiana Karol G, en la que colabora la cantante de Trinidad y Tobago Nicki Minaj. Resulta llamativo que no aparezcan las estrellas del pop y rock español entre los primeros puestos. Ni Bunbury ni Alejandro Sanz ni Vetusta Morla ni Dani Martín. “Creo que artistas como, por ejemplo, Pablo Alborán, tienen unos seguidores más de formato físico que de streaming”, apunta Parejo.

Fuente: El Pais