Barco Ocean Viking rescató a 121 migrantes que se encontraban en un bote neumático a la deriva a 30 millas de las costas de Libia

La ONG informó en sus redes sociales de que entre los rescatados hay 19 mujeres y dos niños y que debido al estado de la lancha algunos habían incluso caído al agua y fueron inmediatamente salvados.

Este barco humanitario, el único que se encuentra en la zona, había sido avisado por la avioneta de la ONG alemana Sea-Watch de la existencia de una barcaza en peligro que estaba parcialmente deshinchada.


Asimismo Alarm Phone, una línea telefónica puesta en marcha por activistas que recibe las llamadas de los migrantes, advirtió de la existencia de otra barca con cerca de 90 personas que se encuentra cerca de la isla italiana de Lampedusa.

En estos momentos, el barco de  la ONG española Open Arms también se está dirigiendo a la zona del Canal de Sicilia para su 80 operación de vigilancia y rescate de migrantes.

Según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), casi 6.500 personas murieron intentando llegar a Europa por el Mediterráneo central en los últimos cuatro años.

En 2020 se han podido contabilizar 780 muertes entre las personas que intentaron cruzar el Mediterráneo central, que sigue siendo la ruta migratoria más peligrosa del mundo, pero la OIM teme que, debido a la capacidad limitada para vigilar estas rutas, el número real de fallecidos en esta zona pueda ser mucho mayor de lo que se pensaba. (EFE).

Fuente: DW