Bill Gates quiere que los países ricos consuman solo carne sintética para combatir el cambio climático

Los avances tecnológicos y las políticas energéticas podrían no ser suficientes para combatir el cambio climático. El cofundador de Microsoft y copresidente de la Fundación Bill y Melinda Gates considera que una de las medidas que podrían tomar los países ricos sería dejar de consumir carne o, mejor dicho, consumir solo carne sintética.

En How to Avoid a Climate Disaster (Cómo evitar un desastre climático), publicado en febrero de 2021, Bill Gates expone lo que realmente se necesita para eliminar las emisiones de gases de efecto invernadero que provocan el cambio climático.

El empresario, también presidente del fondo de inversión Breakthrough Energy Ventures, pide que los Gobiernos quintupliquen sus inversiones anuales en tecnologías limpias —lo que supondría 35.000 millones de dólares en Estados Unidos—, que pongan precios elevados al carbono y financien la investigación. Aunque se considera optimista, advierte que estas medidas podrían no ser suficientes.

En una entrevista con James Temple, de la revista MIT Technology Review, Gates aseguró que una buena práctica sería cambiar la demanda de carne por la de carne sintética, porque reconoce que “decir a la gente: ‘ya no pueden tener vacas’, es un enfoque políticamente impopular”.

“Creo que todos los países ricos deberían pasar a consumir carne de vacuno 100% sintética. Uno puede acostumbrarse a la diferencia de sabor, y la afirmación es que con el tiempo le darán un sabor aún mejor. Con el tiempo, esa prima verde es lo suficientemente modesta como para poder cambiar el [comportamiento de] la gente o utilizar la regulación para cambiar totalmente la demanda”, opinó Gates.

Actualmente el consumo de carne sintética no representa ni el 1% de la carne del mundo, pero Gates confía en que logrará adentrarse en el mercado.

En el caso de África y otros países pobres, Gates sugiere utilizar la genética animal para aumentar drásticamente la cantidad de carne de vacuno por emisiones de efecto invernadero. “Curiosamente, la ganadería estadounidense, al ser tan productiva, las emisiones por libra de carne de vacuno son dramáticamente menores que las emisiones por libra en África”, explicó.

“No creo que los 80 países más pobres vayan a comer carne sintética“, agregó. Pero aclaró que en los países de ingresos medios y superiores, creía que era posible. “Pero es uno de esos casos en los que hay que hacer un seguimiento cada año y ver, y la política es un reto”, concluyó.

Fuente: sputniknews

Imagen: © Foto : Pixabay / AlchemillaMollis