Bruselas pide a Joe Biden el fin de las disputas comerciales entre la UE y EEUU

La Unión Europea y Estados Unidos deberían ser capaces de resolver sus disputas comerciales una vez que el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, tome posesión de su cargo en enero, creando entre ambas partes una “nueva agenda transatlántica”, dijo el ejecutivo de la UE el miércoles en lo que constituye una declaración de intenciones para mejorar sus lazos.

Tras cuatro años marcados a golpe del “America First” del presidente estadounidense Donald Trump, durante los cuales Washington impuso aranceles a Bruselas por motivos de seguridad nacional, la UE busca ahora mantener una estrecha cooperación con Biden en casi todos los asuntos.

Estados Unidos y la UE “deben colaborar estrechamente para resolver los problemas del comercio bilateral”, dijo la Comisión Europea en una propuesta a los Estados miembros de la UE, señalando que las transacciones entre ambas partes representan un tercio del comercio mundial.

Sin embargo, el documento de 12 páginas presentado por el jefe de política exterior de la UE, Josep Borrell, no mencionó la manera de progresar en este sentido, aparte de apelar a “los valores compartidos de la dignidad humana, los derechos individuales y los principios democráticos”.

Al igual que la OTAN, la UE espera celebrar una cumbre con Biden en 2021. Los líderes de la UE discutirán su enfoque en una reunión que se celebrará el 10 de diciembre.

La UE todavía está sujeta a los aranceles de Estados Unidos sobre el acero y el aluminio, mientras que ambas partes se han impuesto mutuamente aranceles de carácter punitivo, como los que afectan al sector aeronáutico de la UE, al vino y al queso, resultado de una disputa sobre las ayudas a los aviones. Washington ha amenazado con imponer aranceles adicionales en respuesta a los planes de la UE para gravar la actividad de las empresas del sector digital.

+Noticias:  EE.UU está desarrollando una nueva tecnología de vanguardia que podría curar las heridas de una persona cinco veces más rápido que de forma natural

Las dos partes también tienen opiniones diferentes sobre el valor de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y su mecanismo de solución de disputas, que Washington ha paralizado al bloquear el nombramiento de jueces.

Bajo el gobierno de Trump, Estados Unidos rechazó las propuestas presentadas por la UE y otros países para resolver una crisis en el Órgano de Apelación de la OMC, que opera en la práctica como el tribunal supremo mundial en materia de comercio.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo en septiembre que “las grandes potencias se están retirando de las instituciones o las están tomando como rehenes por sus propios intereses”, en una poco velada crítica a Estados Unidos.

En su propuesta, la UE dijo que un primer paso sería que la UE y Estados Unidos concluyan el nombramiento de un nuevo director general de la OMC y “exploren cómo restablecer la función esencial de solución de diferencias mediante la reforma del Órgano de Apelación”.

La Comisión dijo que la UE y Estados Unidos también deberían abrir un “diálogo transatlántico” sobre el poder de las grandes empresas de tecnología, encontrar sistemas fiscales justos para ellas y abordar “las distorsiones del mercado en la economía digital”.

Otras áreas de trabajo se centrarían en las redes móviles de quinta generación, la inteligencia artificial, los flujos de datos y la cooperación en materia de regulación y estándares.

Fuente. Reuters