China niega que exporte vacunas contra COVID-19 para aumentar su influencia geopolítica

Las acusaciones de que China trata de aumentar su influencia geopolítica mediante el suministro de las vacunas contra el COVID-19 a otros países no tienen nada que ver con la realidad, declaró Guo Weimin, portavoz de la cuarta sesión del 13 Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política.

“Tomé nota de que algunas personas se preguntaron si China quiere utilizar la exportación de vacunas para expandir su influencia geopolítica, tales declaraciones reflejan cuán limitadas son [en sus mentes]”, dijo a la prensa en vísperas del inicio de la cuarta sesión del organismo, que arranca el 4 de marzo.

En su discurso Guo destacó la importancia de las vacunas contra el SARS-CoV-2 para la cooperación actual de la comunidad internacional en la lucha contra la pandemia.China, reiteró, aboga por convertir las vacunas anticoronavirus en un bien público global, por lo que no solo las vendió a 28 países, sino también las suministró en concepto de asistencia a 69 países y dos organizaciones internacionales.

“La cooperación internacional de China en materia de vacunas tiene como objetivo ayudar a la comunidad internacional a superar juntos la epidemia”, concluyó.

El 25 de febrero pasado China registró dos vacunas contra el coronavirus, una desarrollada por la compañía CanSino Biologics y otra por el Instituto de Productos Biológicos de Wuhan, subsidiaria de Sinopharm.

Además de esas dos vacunas, Pekín cuenta con la vacuna de la compañía Beijing Kexing Zhongwei, filial de Sinovac, y el fármaco de China National Biotech Group, subsidiaria de Sinopharm, autorizadas previamente.

Fuente: sputniknews

Imagen: © AFP 2021 / STR