Decenas de miles de birmanos salieron a las calles de Rangún de nuevo para protestar contra la junta militar de Birmania

Decenas de miles de birmanos salieron a las calles de Rangún de nuevo este miércoles (17.02.2021) para protestar contra la junta militar de Birmania, pese al temor de la ONU de que la violencia escale, tras informaciones sobre el refuerzo de tropas en la capital económica del país.

Los manifestantes se dirigían hacia el centro de la ciudad, en respuesta al llamado de este miércoles de protestar masivamente para pedir a la junta militar que devuelva el poder a las fuerzas democráticas y la liberación de la líder electa Aung San Suu Kyi.

“Hoy, tenemos que luchar hasta el final, mostrar nuestra unidad y nuestra fuerza para poner fin al régimen militar. La gente debe salir a la calle”, declaró un estudiante a la agencia de noticias AFP.

Manifestantes bloquean calles, protestas trasncurren pacíficamente

Para tratar de impedir el paso de las fuerzas de seguridad, los manifestantes bloquearon varias carreteras con vehículos, con la excusa de que estaban averiados.

El bloqueo de las calles sirvió además para dificultar el acceso de los ciudadanos a sus puestos de trabajo, como parte de la huelga general contra el levantamiento militar del 1 de febrero.

A pesar del despliegue de policías y militares en el centro de Rangún, las protestas transcurrían hasta ahora de manera pacífica y sin la intervención de las fuerzas de seguridad.

Pero el relator de la ONU, Tom Andrews dijo temer un recrudecimiento de la violencia después de haber recibido informaciones sobre el envío de tropas “desde las regiones periféricas a Rangún”.

afp/efe //rr

Fuente: DW

+Noticias:  Malasia anunció que deportó a inmigrantes birmanos pese a orden judicial