Ejército de Birmania declaró el estado de emergencia y tomó el control político del país durante un año

El Ejército de Birmania declaró este lunes (01.02.2021) el estado de emergencia y tomó el control político del país durante un año tras detener a varios miembros del Gobierno, según informó un canal de televisión controlado por las Fuerzas Armadas.

El hasta ahora vicepresidente Myint Swe -que fue nombrado en el cargo por los militares gracias a los poderes que les reserva la actual Constitución- asume la presidencia; mientras que el jefe del Ejército, Min Aung Hlaing, controlará a las autoridades, apuntó el canal MRTV.

La toma del poder castrense llega horas después de la detención de parte del Ejecutivo, entre ellos la líder de facto, la consejera de Estado y Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, y el hasta hoy presidente, Win Myint, además de otros políticos y activistas.

EE. UU. amenaza con responder tras arrestos

En tanto, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, aseguró en un comunicado que “Estados Unidos se opone a cualquier intento de alterar el resultado de las recientes elecciones o impedir la transición democrática en Birmania, y tomaremos acciones contra los responsables si esas medidas no se revierten”.

“Instamos a los militares y a todas las partes a adherirse a las normas democráticas y el estado de derecho, y liberar a quienes fueron detenidos hoy”, añadió la vocera del nuevo presidente estadounidense, Joe Biden.

Australia pide la liberación de líderes detenidos “ilegalmente”

Por su parte, la ministra australiana de Exteriores, Marise Payne, expresó en un comunicado el apoyo de Camberra a la transición democrática en Birmania, iniciada en 2011 tras casi medio siglo de dictadura militar, e instó al mando castrense a respetar el estado de derecho y resolver las disputas a través de los mecanismos legales. “Apoyamos firmemente a la convocatoria pacífica de la Asamblea Nacional, en consonancia con los resultados de las elecciones generales de noviembre de 2020”, reafirmó Payne.

Jefe de la ONU “condena firmemente” el arresto de dirigentes birmanos

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterrez, censuró “enérgicamente” las detenciones y afirmó que “estos hechos son un duro golpe para las reformas democráticas en Birmania”.

Para este lunes estaba prevista la apertura del nuevo Parlamento surgido en esos comicios, que para el opositor Partido de la Solidaridad y el Desarrollo de la Unión (USDP), la antigua formación gubernamental creada por la anterior junta militar antes de disolverse, se desarrollaron entre supuestas irregularidades.

Última actualización a las 04:58 CET con las posturas de Australia y de la ONU

ama (efe, afp, dpa, ap)

Fuente: DW