El “big bang” del Brexit abrirá una falla en la negociación bursátil en Europa

Europa asistirá a su mayor mudanza en la compraventa de acciones en más de dos décadas cuando los mercados de valores abran sus puertas en 2021, fecha en la cual el Brexit desplazará su centro de gravedad lejos de Londres.

Si bien los agentes del mercado esperan que los años de preparativos desde que Reino Unido votara para abandonar la Unión Europea faciliten la transición fuera del país de la mayoría de los activos denominados en euros, como las acciones y los derivados, el impacto a largo plazo no está claro.

“Este será un ‘big bang’ y esa es una de las cosas que el mercado no ha comprendido todavía”, dijo a Reuters Alasdair Haynes, consejero delegado de la plataforma de comercio de acciones Aquis Exchange, con sede en Londres.

“Literalmente todo se trasladará en un día específico y tenemos que rezar a Dios para que no ocurra algún acontecimiento extraordinario en el mercado que cree altos volúmenes de transacciones”, dijo Haynes.

Mientras que el histórico acuerdo comercial alcanzado la semana pasada estableció reglas para sectores como el de la pesca y la agricultura, el voluminoso sector financiero de Reino Unido quedó sin cubrir, lo que significa que el acceso automático a los mercados financieros de la UE termina el 31 de diciembre.

Los días siguientes proporcionarán una primera muestra de los efectos del cambio y los reguladores a ambos lados del Canal de la Mancha estarán en alerta por posibles dislocaciones del mercado – situación que se produce en momentos de gran tensión financiera, cuando se registra un gran número de transferencias de activos- el 4 de enero, el primer día hábil para los mercados del nuevo año.

La UE quiere reducir la dependencia de la City de Londres en cuanto a los servicios financieros y aumentar las transacciones basadas en el euro en Fráncfort, París, Ámsterdam y otros centros financieros del bloque.

Esto dividirá los mercados de acciones, de bonos y de derivados de Europa en dos grupos comerciales separados, lo que suscita la preocupación de que los inversores obtengan precios menos competitivos.

Los bancos de la UE deberán negociar acciones denominadas en euros dentro del bloque a partir del 4 de enero, lo que les obligará a migrar de las plataformas gestionadas por entidades como Cboe Europe, Aquis Exchange, la Bolsa de Londres, Turquoise y Goldman Sachs en Londres, a los centros de la UE que han abierto en Ámsterdam o París.

La mayoría de las acciones todavía se negocian en sus bolsas de origen, pero las plataformas de Londres representan casi todo el comercio transfronterizo de acciones en los restantes 27 Estados de la UE.

Este comercio representó un volumen de 8.600 millones de euros (10.400 millones de dólares) al día en octubre, o una cuarta parte de todo el comercio europeo, según datos de Cboe.

David Howson, presidente de Cboe Europa, dijo que casi toda la negociación internacional de acciones europeas migrará de la noche a la mañana.

La última vez que se produjo un cambio tan brusco en términos de volúmenes fue en 1998, cuando el comercio de futuros del bono de referencia alemán a 10 años cambió los operadores con chaqueta a rayas del LIFFE de Londres por las más baratas pantallas electrónicas de Fráncfort.

“Es el mayor cambio en el comercio de acciones en las últimas dos décadas por lo menos”, dijo Howson.

Fuente: Reuters

Imagen: FILE PHOTO: Puzzle with printed EU and UK flags is seen in this illustration taken November 13, 2019. REUTERS/Dado Ruvic/Illustration