El divorcio más caro de la historia de Reino Unido: 600 millones de euros, un superyate y un jet privado

El matrimonio, que se inició en 1993, acabó en el año 2003 con la solicitud del divorcio por parte de Tatiana Akmedova al oligarca ruso Farhad Akmedov. Pero nunca llegó a hacerse efectivo debido a las numerosas reconciliaciones y desacuerdos legales en tribunales. El problema no resurgió hasta que, en diciembre de 2016, el Tribunal Superior de Londres ordenó al oligarca que concediera a su exmujer un 41,5% de su riqueza adquirida a lo largo del matrimonio, lo que se traduce a 600 millones de euros. Se negó.

Además de los 600 millones de euros, también se le suma a la fortuna varias residencias de lujo, un superyate llamado Luna» valorado en 333 millones de euros, un jet privado de 46 millones de euros y parte de la colección de arte cifrada en 99 millones de euros con piezas de Mark Rothko, Andy Warhol y Damien Hirst.

Demandado por su propia madre

Según el «Daily Mail», la exmujer solo ha recibido 5,7 millones de euros bajo la justificación de que Akhmedov había alegado una supuesta falta de fondos suficientes. A falta de evidencias y llamadas sin respuestas, Tatiana acusó a su exmarido y a su hijo de 27 años, Temur, de engañarla para quedarse con los bienes que le corresponden de su matrimonio.

Por otro lado, también acusa a su ex de ocultar sus ganancias en el extranjero y ha presionado a su hijo para que confiese dónde se encuentra todo el dinero que le pertenece y que Akmedov afirma no tener: «Imagínate lo que se siente ser demandado por tu propia madre. Es una sensación horrible, no deberíamos haber llegado nunca a esto porque yo no he hecho nada malo», lamentó Temur al diario inglés «Mail on Sunday».

Límite de gastos a 3.330 euros por semana

Hasta ahora, según lo que han podido revelar los tabloides británicos, Tatiana solo ha logrado conseguir dos órdenes judiciales para desvelar las supuestas mentiras de su hijo: el registro de su apartamento en el centro de Londres, una vivienda regalada por su padre tasada en 35 millones de euros y la orden de Google para entregar el contenido de sus correos electrónicos y conversaciones en línea.

A medida que surgían las demandas y las disputas judiciales, Temur intentó huir a Moscú para alejarse de los problemas de sus progenitores. Pero tras posicionarse al lado de su padre, está sujeto a una orden judicial donde se le limitan sus gastos a 3.300 euros por semana, congelando sus activos y la incautación de su pasaporte. «Mi padre le ofreció a mi madre 110 millones de euros para formalizar la separación, pero ella se negó. Si ella estuviera en la calle, sin nada que comer, sin tener nada, entendería su frustración», comentó Temur a «The Guardian».

Un juicio y una sentencia equivocada

«Nunca permitiría que se quedara en la calle. Pero ella tiene una muy buena vida. Siempre está de vacaciones, siempre está viajando. Veo sus actualizaciones en WhatsApp y estuvo en Ibiza hace unas semanas y también en Italia», expresa el joven, que desea que se ponga fin al proceso judicial que enfrenta a sus padres lo más pronto posible.

Según el «Daily Mail», el juez ha agendado el juicio para el próximo martes con la advertencia de que si Temur no se presenta en el día del juicio, se le acusará de desacato al Tribunal Superior de Londres y podría enfrentarse a una pena de prisión. Por otro lado, su padre ha declarado ante los tabloides británicos que hará todo lo posible por limpiar la imagen de su familia y que intentará, de la mano de sus abogados, luchar contra la injusticia de «un juicio y una sentencia equivocada del Tribunal Superior».

Imagen: Tatiana Akmedova , la exesposa del oligarca ruso al lado de sus abogados en Londres – Ben Cawthra

Fuente: ABC.es