El Papa aprueba que la Autoridad de Información Financiera (AIF) controle también al banco del Vaticano

El Papa ha aprobado nuevos estatutos, un quirógrafo con fecha del 5 de diciembre, para que la Autoridad de Información Financiera (AIF) pase a ser Autoridad de Supervisión e Información Financiera (ASIF) y su nombre refleje, entre otras funciones, la de controlar las operaciones del banco del Vaticano.

Según ha informado la oficina de prensa de la Santa Sede, a partir de este 5 de diciembre la AIF -creada el 30 de diciembre de 2010- se llamará “Autoridad de Supervisión e Información Financiera” (ASIF) y se instituye en su seno un departamento de “regulación y asuntos legales”.

Este cambio se produce según la oficina de prensa del Vaticano en el marco de la “reforma querida por el Papa Francisco para la Santa Sede y el Estado de la Ciudad del Vaticano con el objetivo de una mayor transparencia y fortalecimiento de los controles en el ámbito económico financiero”.

El cambio de nombre indica las tareas que realiza actualmente este ente vaticano, porque “además de la función original de inteligencia financiera y la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, la Autoridad realiza también desde 2013 la supervisión del IOR y ha iniciado algunos cambios organizativos importantes”, se lee en el comunicado del Vaticano.

Por esta razón, el Papa ha aprobado la adición del término ‘supervisión’, que según Barbagallo- “debe entenderse en el campo financiero”.

Además, ha señalado que se ha instituido la oficina de “regulación y asuntos legales” que se ocupará “de todos los asuntos de carácter legal, incluida la regulación”. Por lo tanto, las actividades de la Autoridad se dividirán ahora en tres secciones: “Supervisión”, “Regulación y asuntos legales” e “Información financiera”.

En origen el AIF fue el organismo creado por Benedicto XVI para vigilar las operaciones sospechosas en las cuentas bancarias del Vaticano.

Europa Press

Fuente. CF