Endurecen medidas en Panamá por aumento de casos de COVID-19

El Ministerio de Salud de Panamá decidió endurecer las medidas de circulación ante el aumento de casos de COVID-19 en el país.

El ministerio estableció que desde el 18 de diciembre hasta el 4 de enero se establece el horario de toque de queda y ley seca de 7:00 p.m. a 5:00 a.m.

Además en las instituciones públicas la fuerza laboral se verá reducida hasta el 50% y se dará alternando los días, se acotó que cuando a los funcionarios no les toque ir a sus oficinas tendrán que asistir a actividades extramuro para laborar ya sea en la confección de bolsas de comida del Plan Panamá Solidario o en otras eventualidades en las que se les requiera.

La segunda restricción señala que a partir de las 5:00 a.m. del 23 de diciembre hasta las 5:00 a.m. del 4 de enero se implementarán cercos sanitarios en La Pesa de La Chorrera, Divisa, La Villa, Chagres, Vigui, entre otros, con el objetivo de restringir el paso de Panamá, Panamá Oeste hacia el interior del país.

Como tercera restricción se establece cuarentenas totales desde el viernes 25 de diciembre (Navidad) a las 7:00 p.m. hasta hasta las 5:00 a.m. del lunes 28 de diciembre y desde las 7:00 pm. del 1 de enero de 2021 (Año Nuevo) hasta las 5:00 a.m. del lunes 4 de enero.

Durante estos tiempos se mantendrá el proceso de construcción y la habilitación de obras públicas que son estratégicas para enfrentar la emergencia sanitaria como la construcción de la Ciudad de la Salud y el ITSE y los trabajadores que laboren en estas obras quedan excluidos de las restricciones.

+Noticias:  Muere la madre de Ronaldinho por coronavirus a los 71 años

Además los aeropuertos, las fronteras permanecen abiertas cumpliendo con las medidas de bioseguridad.

Las autoridades de Salud informaron que Panamá se encuentra en fase 4 de contagio, transmisión comunitaria con fase acelerada de transmisión.

Este martes se reportaron más de 2 mil contagios nuevos, que elevaron los casos acumulados de coronavirus a 196,987.

Fuente: telemetro

Imagen: Personas caminando en la ciudad Panamá. EFE