Estados Unidos acusa a Walmart de que sus farmacias contribuyeron a la crisis de opioides

El Departamento de Justicia de Estados Unidos demandó a Walmart Inc. el martes, acusando a la minorista de fomentar la crisis de los opioides en Estados Unidos e ignorar las señales de advertencia de sus farmacéuticos, según un expediente judicial.

Las acciones de la minorista caían alrededor de un 2% después de la noticia.

La demanda, presentada en la Corte de Distrito de Delaware, acusó a Walmart de no tomar en serio sus deberes como farmacia.

Walmart, la minorista más grande del mundo, creó un sistema que convirtió a sus 5.000 farmacias en un proveedor de analgésicos altamente adictivos, desde junio de 2013, según la demanda.

Las acciones de Walmart ayudaron a “provocar una crisis nacional”, dijo Jeffrey Bossert Clark, jefe interino de la división civil del Departamento de Justicia, quien se negó a decir con exactitud que sanciones buscaba el gobierno.

Walmart no quiso comentar inmediatamente la demanda.

“Los gerentes de Walmart presionaron enormemente a los farmacéuticos para que surtieran recetas, exigiéndoles que procesaran un alto volumen de recetas lo más rápido posible, y al mismo tiempo les negaron la facultad de negarse categóricamente a despachar recetas emitidas por prescriptores que los farmacéuticos sabían que estaban emitiendo continuamente recetas inválidas”.

En octubre, la minorista presentó una demanda contra el gobierno federal en la que pedía que se aclararan las funciones y responsabilidades legales de los farmacéuticos y las farmacias en el despacho de recetas de opioides.

La epidemia de opiáceos se ha cobrado la vida de unas 450.000 personas en todo Estados Unidos desde 1999 debido a las sobredosis de analgésicos de venta con receta y de drogas ilegales.

+Noticias:  China superó a Estados Unidos en 2020 y por primera vez como el principal socio comercial de la Unión Europea

Fuente: Reuters

Imagen: FOTO DE ARCHIVO: El logotipo de Walmart afuera de una de las tiendas en Chicago, Illinois, EEUU. 20 de noviembre de 2018. REUTERS/Kamil Krzaczynski