George Bush criticó la violencia mostrada por los partidarios del mandatario republicano Donald Trump

El expresidente George W. Bush (2001-2009) criticó la violencia mostrada por los partidarios del mandatario republicano, Donald Trump, y su comportamiento, propio de “una república bananera”.

“Laura y yo estamos viendo las escenas de caos que se suceden en la sede del Gobierno de nuestra nación sin podérnoslo creer y con pesar. Nos consterna y nos duele. Así es como los resultados de unas elecciones se disputan en una república bananera, no en nuestra república democrática”, lamentó Bush en un comunicado publicado por el George W. Bush Presidential Center.

Bush agregó que el país era mas importante que la política del momento y que todos los ciudadanos deberían respetar la ley aunque no estén de acuerdo con los resultados de una elección.

El expresidente dijo estar decepcionado con el comportamiento de algunos políticos desde las elecciones y afirmó que lo sucedido se debe a que se divulgaron muchas mentiras y falsas esperanzas.

“Estoy consternado por el comportamiento imprudente de algunos líderes políticos desde las elecciones y por la falta de respeto mostrada hoy por nuestras instituciones, nuestras tradiciones y nuestras fuerzas del orden (…) La insurrección puede causar un grave daño a nuestro país y reputación (…) Dejen a las autoridades electas por el pueblo cumplir sus obligaciones y representar nuestras voces en paz y con seguridad”, concluyó.

​El Congreso de EEUU se encontraba certificando los votos del Colegio Electoral en los comicios presidenciales de noviembre, pero tuvo que suspender la sesión luego de que cientos de manifestantes del Donald Trump se enfrentaran con la policía y muchos de ellos ingresaran al Capitolio, sede del Poder Legislativo.

Antes de la sesión, Trump habló con sus partidarios en un mitín cerca de la Casa Blanca e instó a los participantes a marchar hacia el Capitolio para “luchar” contra los resultados de las elecciones.

+Noticias:  Recep Tayyip Erdogan acusó a Estados Unidos de apoyar a "los terroristas" después de que, ciudadanos turcos fueran "ejecutados" en Irak por rebeldes kurdos del PKK.

Tras los incidentes Trump ordenó a la Guardia Nacional y a otros servicios de protección federales que se desplieguen en el edificio del Capitolio para ayudar a las fuerzas del orden local.

Por su parte, la alcaldesa de Washington DC, Muriel Bowser, declaró un toque de queda desde el 6 de enero por la noche hasta la madrugada del 7.

Fuente: sputniknews

Imagen: © REUTERS / Kevin Lamarque