Google obtuvo la aprobación del regulador antimonopolios de la UE para comprar Fitbit por 2.100 millones de dólares

Google de Alphabet obtuvo el jueves la aprobación del regulador antimonopolios de la Unión Europea para comprar Fitbit por 2.100 millones de dólares, después de que accedió a las restricciones sobre cómo utilizar los datos relacionados con la salud de sus clientes.

El acuerdo había provocado críticas de defensores de la privacidad a ambos lados del Atlántico, organizaciones de consumidores y rivales de Google sobre el poder de mercado de la empresa y el uso de datos de salud de las personas para publicidad enfocada en grupos específicos.

Fitbit, que una vez fue líder en el mercado de la tecnología vestible, ha perdido participación de mercado frente a Apple, Xiaomi, Samsung y Huawei en los últimos años.

La Comisión Europea dijo que había acordado concesiones con Google, válidas por una década y con la posibilidad de otra extensión de 10 años, que abordan problemas sobre competencia, confirmando un reporte de Reuters en octubre.

Google almacenará los datos de los usuarios de Fitbit por separado de los datos que utiliza para publicidad y no usará los datos de Fitbit y otros dispositivos portátiles para Google Ads. Los usuarios pueden decidir si almacenar sus datos de salud en su cuenta de Google o Fitbit.

El gigante tecnológico mantendrá el acceso de aplicaciones de software a los datos de salud y estado físico de los usuarios mediante el software Fitbit Web API, sin cobrar por el acceso y sujeto al consentimiento del usuario.

Google de Alphabet obtuvo el jueves la aprobación del regulador antimonopolios de la Unión Europea para comprar Fitbit por 2.100 millones de dólares, después de que accedió a las restricciones sobre cómo utilizar los datos relacionados con la salud de sus clientes.

+Noticias:  Facebook, Google y Twitter están citados de nuevo ante el Congreso de Estados Unidos para hablar de la desinformación en sus plataformas

El acuerdo había provocado críticas de defensores de la privacidad a ambos lados del Atlántico, organizaciones de consumidores y rivales de Google sobre el poder de mercado de la empresa y el uso de datos de salud de las personas para publicidad enfocada en grupos específicos.

Fitbit, que una vez fue líder en el mercado de la tecnología vestible, ha perdido participación de mercado frente a Apple, Xiaomi, Samsung y Huawei en los últimos años.

La Comisión Europea dijo que había acordado concesiones con Google, válidas por una década y con la posibilidad de otra extensión de 10 años, que abordan problemas sobre competencia, confirmando un reporte de Reuters en octubre.

Google almacenará los datos de los usuarios de Fitbit por separado de los datos que utiliza para publicidad y no usará los datos de Fitbit y otros dispositivos portátiles para Google Ads. Los usuarios pueden decidir si almacenar sus datos de salud en su cuenta de Google o Fitbit.

El gigante tecnológico mantendrá el acceso de aplicaciones de software a los datos de salud y estado físico de los usuarios mediante el software Fitbit Web API, sin cobrar por el acceso y sujeto al consentimiento del usuario.

Fuente: Reuters

Imagen: https://lta.reuters.com/article/fitbit-alphabet-ue-idLTAKBN28R24C