Grupo de investigadores de Rusia logró mejorar con creces la efectividad de los sistemas de criptografía cuántica durante el postprocesamiento clásico

Un grupo de investigadores de Rusia logró mejorar con creces la efectividad de los sistemas de criptografía cuántica durante el postprocesamiento clásico. Ahora se espera que se mejore el nivel de seguridad de datos importantes.La distribución cuántica de claves es un método de transferencia de instrucciones especiales para cifrar y descifrar información. Dichos datos se transmiten a la hora de usar tecnologías cuánticas para garantizar una comunicación más segura.

“La criptografía cuántica es perspectiva, en primer lugar, para proteger los canales de comunicación por los cuales se transmite información estratégica valiosa. Sobre todo si se trata de datos que se deben conservar durante largo tiempo o negociaciones de alto nivel”, señaló el jefe del centro de competencias de la Iniciativa Tecnológica Nacional Comunicaciones Cuánticas en MISiS, Yuri Kúrochkin.

Ahora, un grupo de científicos del Centro Cuántico Ruso, del Centro de Comunicaciones Cuánticas de la Iniciativa Tecnológica Nacional de la Universidad Tecnológica de Investigación Nacional (MISiS) y de la empresa industrial científica QRate han logrado significativos avances.

El grupo especialistas rusos ha confeccionado un algoritmo de corrección de errores basado en los conocidos como códigos polares. Son más seguros ante intromisiones externas y, gracias a ello, los dispositivos para la distribución cuántica de claves podrán funcionar de manera estable no solamente en condiciones de laboratorio ideales, sino también en situaciones reales, en las que los parámetros ambientales tienden a variar por razones externas. Es importante, explican, para los dispositivos de criptografía cuántica industriales que funcionan en condiciones ambientales, y no en laboratorio.

El así llamado postprocesamiento clásico tiene también gran importancia a la hora de que los sistemas de distribución cuántica de claves sean efectivos. Se trata de una serie de procedimientos orientados a corregir errores en las claves cuánticas y a eliminar información a la que los piratas cibernéticos podrían acceder. Los científicos rusos lograron aumentar la efectividad de los algoritmos de procesamiento clásico.

“A la hora de desarrollar nuevas tecnologías para proteger datos debemos tener en cuenta las amenazas no solamente existentes, sino también futuras”, enfatizó el jefe del grupo científico del Centro Cuántico Ruso, Alexéi Fiódorov. “En este caso ofrecemos nuevos instrumentos de programación para optimizar el funcionamiento de los dispositivos de distribución cuántica de claves”, explica, y añade que “por eso se integran rápidamente en los dispositivos”.Los resultados del estudio fueron publicados en las revistas científicas internacionales IEEE Communication Letters y IEEE Transactions on Information Theory.En septiembre del 2020 los científicos de la Universidad Nacional de Investigación Nuclear MEPhI por primera vez demostraron el aumento en la intensidad y velocidad de emisión de los puntos cuánticos.

Fuente: sputniknews

Imagen: © Foto : Pixabay / geralt