Hasta cien niños hospitalizados cada semana en Reino Unido días después de recuperarse del COVID-19

Casi un año después de que la Organización Mundial de la Salud declarara la pandemia, el 11 de marzo del año pasado, el Covid-19 sigue desconcertando a los científicos. Este viernes, el diario británico The Guardian reveló que hasta un centenar de menores es hospitalizado cada semana en el país debido al Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico vinculado a SARS-CoV-2 (PIMS, por sus siglas en inglés), una enfermedad rara que sufre uno de cada 5.000 niños aproximadamente un mes después de haber pasado el Covid-19, incluso de forma asintomática. Pese a que reviste gravedad, y al principio se confundió con la enfermedad de Kawasaki, ya que muestra rasgos clínicos y analíticos similares, hasta el momento solo dos menores han fallecido en territorio británico por esta causa. La inquietud actual se debe, sin embargo, a que el número de menores que requieren hospitalización ha cambiado considerablemente: si en la primera ola ingresaban 30 niños por semana, ahora la cifra llega hasta cien, con la mayoría de los casos reportados en Londres y el sureste de Inglaterra.

Otro dato significativo es el que puso de manifiesto la doctora Hermione Lyall, experta en enfermedades infecciosas en niños y directora clínica de servicios para niños en el Imperial College Healthcare NHS Trust en Londres, y es que la enfermedad está teniendo un «impacto desproporcionado» en los menores de orígenes BAME, siglas en inglés para designar a personas negras, asiáticas y de otras minorías étnicas. Según un «primer informe nacional», de 78 pacientes con PIMS que terminaron en cuidados intensivos, el 47% eran de origen afrocaribeño y el 28% de origen asiático, pese a que la población BAME en el Reino Unido es del 14%. Además, el 78% de los pacientes, cuya edad promedio son 11 años, aunque oscila entre los 8 y los 14, no tenían enfermedades subyacentes. Otros datos recopilados por la doctora Marie White de Evelina mostraron que el 60% de 107 casos correspondían niños negros africanos o caribeños.

+Noticias:  Rusia registró su tercera vacuna (CoviVac) contra COVID-19 para uso doméstico

El doctor Habib Naqvi, director del Observatorio de Raza y Salud del NHS (el sistema nacional de salud) considera que «se necesita una investigación urgente sobre por qué los niños negros y asiáticos están sobrerrepresentados y son más vulnerables al PIMS». «Estamos preocupados por estos primeros hallazgos», aseguró el médico, quien detalló que es de sobra conocido que «las desigualdades estructurales en salud pueden afectar las vidas de personas de minorías étnicas a lo largo de su vida». «La genética puede jugar un papel importante. Pero nos preocupa que sea un reflejo de cómo esta es una enfermedad de la pobreza, que afecta de manera desproporcionada a quienes no pueden evitar la exposición debido a su ocupación, hogares multigeneracionales y viviendas hacinadas», comentó por su parte la doctora Liz Whittaker, del Royal College de Pediatría y Salud Infantil.

Fuente: ABC.es

Imagen: Los niños son la franja etaria que menos sufre los estragos del covid-19 (REUTERS/Kevin Coombs)