Honduras pide a Guatemala investigar represión a caravana migrante

El Gobierno de Juan Orlando Hernández exhortó este domingo (17.01.2021) al de Alejandro Giammattei investigar la represión de cuerpos de seguridad de Guatemala contra miles de personas hondureñas que intentan llegar a Estados Unidos de manera irregular como parte de una caravana de migrantes.

En un comunicado, el Gobierno hondureño pidió “investigar y esclarecer las acciones realizadas por los cuerpos de seguridad guatemaltecos y una vez más, reitera que solo unidos como región, se deben continuar los trabajos para enfrentar la migración irregular”. Dicha forma de migrar, añadió Tegucigalpa, es “propiciada por las condiciones sociales que atraviesan nuestros países y que lamentablemente es aprovechada por el crimen organizado que se dedica al tráfico de personas”.

Además, Honduras comunicó “a la comunidad nacional e internacional su preocupación frente a los lamentables hechos sucedidos en Guatemala, cuando un grupo de migrantes centroamericanos intentaban avanzar por territorio guatemalteco en su tránsito por la ruta migratoria hacia los Estados Unidos de América”.

Tegucigalpa señaló que el Estado de Honduras reconoce que migrar es un derecho humano, y reiteró su llamado a las personas hondureñas “a no exponerse a los peligros que implica la ruta migratoria hacia los Estados Unidos de forma irregular”.

Policías y militares de Guatemala bloquearon, con violencia, el paso de una caravana compuesta por alrededor de 6.000 migrantes que buscan llegar a Estados Unidos y mantuvo su postura de no dejar avanzar a la multitud sin una prueba de COVID-19. La caravana de migrantes actualmente está varada ante una barrera conformada por las fuerzas de seguridad guatemaltecas en el departamento de Chiquimula, fronterizo con Honduras y ubicado 200 kilómetros al este de la capital guatemalteca.

El Ejército de Guatemala ha desplegado a más de 5.000 soldados en siete departamentos del país y es apoyado además por otros miles de agentes de la Policía Nacional Civil como parte de un plan organizado por el Gobierno para no dejar avanzar a la caravana.

El Instituto Guatemalteco de Migración indicó que 1.383 personas migrantes fueron retornadas a Honduras, en las que se incluyen 192 niños y niñas. Según la misma fuente, alrededor de un millar de migrantes fueron deportados entre jueves, viernes y sábado, mientras que otros 400 emprendieron el retorno obligado a sus hogares este domingo.

ama (efe, el heraldo, la tribuna, proceso digital)

Fuente: DW