IBM advierte de ataque cibernético a las compañías que suministran las vacunas contra la COVID-19

Un informe de IBM alerta de que quieren robar información sobre la cadena de frío, proceso clave para la exportación de vacunas

Grupos de piratas informáticos han empezado a atacar las compañías que suministran las vacunas contra la covid-19. Así lo advierte en su último informe la multinacional tecnológica y de ciberseguridad IBM, que asegura que se habrían coordinado hackeos a escala mundial mediante correos electrónicos falsos.

IBM también remarca que habría destapado una “campaña global” para perjudicar la “cadena de frío”, el proceso necesario para mantener las dosis de la vacuna a temperaturas extremadamente bajas mientras son transportadas de un lugar a otro. Esa cadena es fundamental para distribuir las vacunas desarrolladas por empresas como Pfizer Inc. y BioNTech SE, ya que las vacunas deben ser almacenadas a menos 70 grados centígrados (-94 F) o menos para evitar que se echen a perder.

El informe remarca que esos piratas informáticos están tratando de recabar información sobre esas empresas y la “cadena de frío” a través de ‘phishing’, un método con el que mandan falsos correos electrónicos para intentar adentrarse en las entrañas de las farmacéuticas.

“Quienquiera que haya organizado esta campaña era íntimamente consciente de los productos que estaban involucrados en la cadena de suministro para entregar una vacuna para una pandemia global”, explicó la analista de la firma, Claire Zaboeva.

Ataques sin autoría conocida

Entre los organismos señalados por los hackers está la Dirección General de Impuestos y Unión Aduanera de la Comisión Europea, que se encarga de las cuestiones fiscales y aduaneras en toda la UE y ha ayudado a establecer normas sobre la importación de vacunas.

+Noticias:  Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas de Japón anunció que en el país fue detectada una nueva cepa de coronavirus

De momento no está claro quién está detrás de la campaña de espionaje de la cadena de suministro de vacunas.

Fuente: elperiodico.com