Iglesia Católica de Nueva Zelanda se disculpa con víctimas de abusos

La Iglesia Católica de Nueva Zelanda pidió este viernes (26.03.2021) disculpas por los “inaceptables e indefensibles” abusos, incluyendo los sexuales, perpetrados por sacerdotes y otros miembros de esta institución religiosa en el país contra menores y adultos que estuvieron bajo su cuidado.

“No ofreceremos ninguna justificación por sus acciones o por las nuestras, por aquellos (actos) que les han causado daños”, dijo el arzobispo de Wellington y presidente de la Conferencia de Obispos de la capital neozelandesa, John Dew, según un comunicado que recogen sus palabras expresadas ante una comisión especial.

Dew pidió disculpas en nombre de los líderes religiosos presentes y pasados del país ante una Comisión Real, formada en 2018 a instancias del Gobierno de Nueva Zelanda.

El organismo investiga los abusos a menores, incluyendo físicos, sexuales y emocionales, cometidos en el seno de las instituciones públicas, sociales y religiosas entre 1950 y 1999. 

Eran personas en las que debían confiar

En el marco de las comparecencias de los representantes de las instituciones y organizaciones religiosas ante la Comisión, que se realiza entre el 15 y el 30 de marzo, Dew afirmó que la Iglesia admite los daños causados a las víctimas y sobrevivientes por los abusos perpetrados por obispos, sacerdotes, monjas y laicos.

“Eran personas en quienes debían confiar. Los hemos escuchado y reconocemos que les hemos causado dolor, heridas y traumas y que esto sigue teniendo un impacto en ustedes”, precisó el máximo jerarca de la Iglesia Católica en Nueva Zelanda, también llamada Aotearoa en maorí.

Según un informe interino de la comisión publicado en octubre de 2020, más de 250.000 menores y adultos neozelandeses, entre ellos maoríes e isleños del Pacífico, pudieron ser víctimas de abusos que estuvieron bajo el cuidado de instituciones públicas, sociales y religiosas en los años investigados.

mg (efe, RNZ)

Fuente. DW