Inversión extranjera directa en América Latina caerá en torno al 50% en 2020

A nivel mundial, los montos de IED se reducirían un 40% en 2020, y de un 5% a un 10% en 2021. De esta manera, “América Latina y el Caribe es la región que tendría la baja más pronunciada”, explica el documento de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), presentado en conferencia de prensa virtual este miércoles en Santiago.

“La caída para el 2020 va a ser entre 45 y 55%. En el contexto de que la IED mundial va a caer un 40%, estamos cayendo más que el mundo, es lo que importa. La caída es muy grande e importante y no solo por la pandemia, que juega un rol sin duda”, sino también porque “están cambiando las estrategias empresariales”, dijo la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena.

Latinoamérica y el Caribe recibieron US$160.721 millones de IED en 2019, un 7,8% menos que en 2018, una tendencia negativa que “se agudiza en 2020”, principalmente como consecuencia de la crisis derivada de la pandemia del coronavirus, explicó Bárcena durante la presentación del estudio anual “La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2020”.

Además, señaló que desde 2012, cuando se alcanzó el máximo histórico en la región gracias al auge de las materias primas, la caída de la inversión extrajera directa -aquella destinada a crear emprendimientos, comprar maquinarias y equipos, o crear instalaciones de producción– ha sido casi constante en América Latina.

Caída generalizada 

El informe también destacó que no existen patrones subregionales en cuanto al comportamiento de la IED, sino heterogeneidad entre los países, aunque en 2020 la caída es generalizada.

Mientras con base a los datos de 2019, solo nueve países registraron un aumento de la inversión extrajera directa, con Brasil, México y Colombia a la cabeza, y los 17 países restantes vieron reducirse sus flujos de entrada, en 2020 -con datos parciales-, las caídas son generalizadas.

En Perú la IED cayó en el tercer trimestre un 72% y en Colombia un 50% en el mismo periodo. En Centroamérica el descenso alcanzó al 47%; en Brasil a un 45% en octubre, en Argentina un 35% en el segundo trimestre o en Chile un 33% en el tercero, con relación a iguales períodos del año pasado.

México siguió la misma tendencia, pero con un descenso menor, del 6% en el tercer trimestre.

Al analizar el período 2010-2019, Europa se consolida como el inversor más importante en la región, seguido de Estados Unidos. Las inversiones intrarregionales, en tanto, se reducen del 12% al 6% del total.

La apuesta de América Latina y el Caribe en la última década a la atracción de inversión extranjera directa hacia el sector primario de la economía (producción de materias primas), ya no es suficiente para mantener el flujo de capitales, industrias e infraestructuras hacia la región, alerta el reporte.

El informe destaca al sector de las energías renovables como el de mayor cantidad de anuncios de proyectos en el último quinquenio.

Fuente: Dinero/AFP