Jefe de la misión de la ONU en la República Centroafricana pide aumentar tropas de paz

El número de efectivos de mantenimiento de la paz que prestan servicios en la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Centroafricana (Minusca) debería incrementarse, dijo su jefe, Mankeur Ndiaye.

“Necesitamos una estrategia para administrar el mandato, un aumento sustancial de las tropas”, dijo Ndiaye al Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En menos de un mes, la Minusca perdió siete efectivos de mantenimiento de la paz, desde que los grupos armados comenzaron su ofensiva contra el Gobierno del presidente Faustin-Archange Touadéra en la República Centroafricana.

Capacidad limitada

Ndiaye dijo que las tropas de mantenimiento de la paz están actualmente desplegadas en áreas extremadamente grandes y tienen una capacidad limitada para reaccionar y responder rápidamente a los ataques perpetrados por la Coalición de Patriotas por el Cambio (CPC) y otros grupos armados.

Además, algunas áreas no han tenido presencia de la Minusca durante más de un mes desde que las tropas se retiraron de allí y no tienen representación estatal.

“Necesitamos aumentar nuestra capacidad para responder a esta nueva amenaza, que está desestabilizando aún más al país”, agregó Ndiaye.

La situación de seguridad en la República Centroafricana se deterioró después de los violentos enfrentamientos preelectorales entre las fuerzas que respaldan a Touadéra y los partidarios de su principal rival y predecesor, François Bozizé.

Antes de las elecciones, el país se vio sacudido por enfrentamientos entre los grupos rebeldes que apoyaban a Bozizé y los leales a Touadéra.

El CPC, compuesto por varios grupos rebeldes que respaldan a Bozize, continuó a fines de enero atacando la capital, Bangui, hundiendo aún más al país en la crisis de seguridad, también agravada por los ataques contra las fuerzas de paz de la ONU.

Fuente: sputniknews

Imagen: © AFP 2020 / Alexis Huguet