Joan Laporta gana las elecciones y es nuevo presidente del FC Barcelona

El socio del Barcelona afrontó las elecciones al club concienciado de que se trataba de una de las decisiones más importantes de la historia reciente del la entidad, que ha vivido en el desgobierno durante los últimos cuatro meses. Los índices de participación así lo indicaron desde el primer momento.

El habitual sondeo de TV3 al término de la jornada daba como ganador a Laporta, extremo que se confirmó poco después con los resultados oficiales. Laporta obtuvo finalmente 30.184 votos (54,28 por ciento), por los 16.679 (29,99 por ciento) de Víctor Font y los 4.769 (8,58 por ciento) de Toni Freixa. Una victoria clara de un Laporta que será el presidente número 42 de la historia culé y hasta ganó con más holgura que en 2003, cuando ganó por primera vez unos comicios blaugranas.

La crisis institucional, económica y deportiva en la que se encuentra el Barcelona es tan preocupante que nadie quiso dejar pasar la oportunidad de ejercer su derecho al voto. El ejemplo lo escenificó Leo Messi lanzando un mensaje silencioso a todos los socios. El rosarino, que jamas había participado en un proceso electoral, acudió al Camp Nou antes del mediodía, acompañado de su hijo Thiago, que custodiaba celosamente la papeleta. Un gesto que muchos interpretaron como un acercamiento a renovar su vinculación con el club.

Las agrias muecas del argentino desde que este pasado verano exigió marcharse, burofax mediante, han ido endulzándose. Su celebración tras eliminar al Sevilla en Copa, su abrazo a Ilaix Moriba tras el gol del canterano a Osasuna, su decisión de acudir a votar al Camp Nou o las posteriores fotografías que publicó en las redes sociales con su hijo mayor en la grada del Camp Nou invitan al optimismo. De hecho, la continuidad del argentino ha centrado buena parte de la campaña electoral. Todos quieren que siga aunque adecuando su salario a la situación actual que vive el club a causa del Covid.

El argentino se dio un baño de masas, con los aficionados coreando su nombre y pidiéndole que se quede. No fue el único futbolista que participó en la jornada democrática. Sergi Roberto, Busquets, Jordi Alba o Riqui Puig también emitieron su voto. A ellos se unieron jugadores de las diferentes secciones, como Alex Abrines «al nuevo presidente le pido que me renueve», bromeó), exfutbolistas como Carles Puyol, Gabri, Bojan Krkic, Sergi Barjuán, Alfonseda, Pichi Alonso y Unzúe, el seleccionador nacional Luis Enrique o expresidentes como Sandro Rosell, Joan Gaspart y Josep Maria Bartomeu, además de Artur Mas, expresidente de la Generalitat.

«Cuanta más participación, más legitimidad tendrá el presidente escogido. Estamos viviendo una pandemia pero es necesario que el presidente del Barcelona esté legitimado. Todos nos hemos desplazado estos días cuando hemos tenido una situación importante y para el socio del Barça no hay nada más importante que el club», reclamaba Toni Freixa, en una petición que suscribían también Laporta y Víctor Font. Precisamente, para minimizar los riesgos de contagio por el Covid se permitió por vez primera el voto por correo (22.811 socios se acogieron a esta posibilidad) y se descentralizaron los comicios en seis sedes (Camp Nou, Tarragona, Lleida, Girona, Tortosa y Andorra) en las que estaban convocados los 87.479 socios restantes.

El confinamiento comarcal

No obstante, las restricciones de movilidad causaron perjuicio a algunos socios que se desplazaron desde fuera de Barcelona para votar, ya que los Mossos d’Esquadra colocaron controles para evitar el incumplimiento de esta restricción. Varios socios comentaron ayer en las redes sociales que habían sido multados por saltarse el confinamiento comarcal.

Respecto a las multas recibidas por algunos socios, Carles Tusquets, presidente de la Gestora, señaló que «a los socios que les han multado, si quieren que les ayudemos, los daremos la opción de hacer un recurso a través de los servicios jurídicos del club». Y recordó que «hablamos con la Generalitat argumentando que, jurídicamente, teníamos todas las de la ley para poder votar. Pero no les pedimos que hicieran la vista gorda».

Fuente: ABC.es