Mike Pence rechaza invocar 25ª Enmienda para destituir a Donald Trump

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, rechazó este martes (12.01.2021) invocar la 25ª Enmienda de la Constitución para apartar del cargo al presidente Donald Trump, lo cual abre la vía al lanzamiento esta semana de un segundo procedimiento de juicio político al mandatario saliente.

“No creo que ese curso de acción sea en el mejor interés de nuestra nación o sea consistente con nuestra Constitución”, dijo Pence en una carta a la líder de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, justo antes de una votación en la Cámara Baja de una resolución exigiendo apelar a ese mecanismo sin precedentes en la historia estadounidense.

La respuesta negativa de Pence garantiza que los demócratas someterán el miércoles a consideración de la Cámara Baja la acusación a Trump de “incitar a la insurrección” en la toma del Capitolio el 6 de enero por sus partidarios, en un segundo procedimiento histórico de “impeachment” contra el presidente republicano. 

Bajo la Sección Cuatro de esa enmienda, el vicepresidente y la mayoría del Gabinete pueden declarar al presidente inhabilitado para dirigir el país. Si el mandatario se opusiera a ello y no hubiera acuerdo, el Congreso dirimiría las diferencias.

“La semana pasada, no cedí a la presión para ejercer más allá de mi autoridad constitucional para determinar el resultado de las elecciones y ahora no cederé a los esfuerzos de la Cámara de Representantes para jugar juegos políticos en un momento tan serio en la vida de nuestra nación”, puntualizó Pence. 

“Sentaría un terrible precedente”

El vicepresidente hizo así una tácita alusión a las presiones de Trump para que se arrogara unos poderes que no les correspondían bajo la Constitución e interfiriera la sesión de ambas cámaras del Congreso convocada para ratificar la victoria de Joe Biden en los comicios de noviembre pasado.

+Noticias:  Estados Unidos aprueba el primer test casero de venta libre para la detección de COVID-19

Pence advirtió que usar esa enmienda, creada tras el asesinato del presidente John F. Kennedy en 1963 y en medio de la Guerra Fría para proteger al Gobierno en supuestos como enfermedad repentina del mandatario, “sentaría un terrible precedente”.

“Le insto a usted y todos los miembros del Congreso a evitar acciones que dividirían e inflamarían aún más las pasiones del momento”, agregó el segundo a bordo de la Casa Blanca, e invitó a la líder de la Cámara Baja a trabajar juntos “para bajar la temperatura y unir a nuestro país” mientras se preparan para la posesión de Biden.

“Les prometo que continuaré haciendo mi parte para trabajar de buena fe con la Administración entrante para asegurar una transición ordenada del poder”, concluyó.

Horas antes, en un discurso durante su visita al muro en la frontera con México, Trump dijo este martes que hay “cero riesgo” de que le destituya su gabinete bajo el proceso establecido en la Enmienda 25 de la Constitución.

“La Enmienda 25 supone cero riesgo para mí, pero le pasará factura a Joe Biden y su administración. Como dice la expresión, ten cuidado con lo que deseas”, afirmó Trump, sin aclarar a qué se refería, dado que el presidente electo no ha llegado a pedir explícitamente que se active ese mecanismo. 

Tras el asalto al Capitolio, que causó cinco muertos, entre ellos un policía, Washington se reforzará con más de 10.000 miembros de la Guardia Nacional para garantizar la seguridad. EFE

mg (afp, efe, Reuters)

Fuente: DW