Miles de arañas invaden viviendas por las inundaciones en Australia

El ejército australiano se unió este martes (23.03.2021) a las tareas de rescate desarrolladas ante las inundaciones en el este de Australia, las peores en varias décadas, en una jornada de intensas lluvias que podría obligar a la evacuación de unas 15.000 personas más.

Helicópteros militares y un grupo de soldados fueron desplegados en el oeste de Sídney, especialmente en la localidad de Colo, en donde se ha pedido a sus residentes que evacúen el área.

Los servicios de emergencia del estado de Nueva Gales del Sur, a la que pertenece Sídney, están preocupados por unos 200 residentes que se cree están atrapados en el área debido a la crecida del río, que el martes temprano superó los 14 metros y podría alcanzar los 16, igualando un récord de 1978.

La jefa del gobierno del estado de Nueva Gales del Sur, Gladys Berejiklian, dijo a periodistas en Sídney que “el desastre está lejos de terminar”, y que teme que otras 15.000 personas más necesiten ser evacuadas, cifra que se sumaría a los 18.000 residentes que ya han sido trasladados por las lluvias.

En la jornada, los ojos se centran particularmente en la zona de Hawkesbury, a la que pertenece Colo, y la de Northern Rivers, más de 600 kilómetros al norte de Sídney, además de la costa Central-Norte, a 400 kilómetros de la capital de Nueva Gales del Sur.

Berejiklian advirtió que el martes seguirá lloviendo y que aunque el tiempo mejore el miércoles “en algunas de las comunidades costeras, los ríos seguirán creciendo”.

A raíz de la crisis, el gobierno de Nueva Gales del Sur, el estado más poblado de Australia y que tiene un área de 801.150 kilómetros cuadrados (el doble del territorio de Paraguay), ha pedido el despliegue de entre 500 a 1.000 soldados para las tareas de limpieza en los próximos días.

Las autoridades australianas han advertido de potenciales deslizamientos de tierra, riadas y lluvias torrenciales de más de 100 milímetros que pueden suponer un “grave riesgo” a las vidas en el sur de Queensland.

gs (efe, afp, reuters)

Fuente: DW