Miles de israelíes se concentraron nuevamente frente a la residencia del primer ministro israelí

Miles de israelíes se concentraron nuevamente frente a la residencia del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en Jerusalén en una nueva edición de las protestas semanales que se vienen registrando desde hace seis meses para exigir la renuncia del mandatario.

La Policía detuvo a 27 personas y sacó por la fuerza a varios manifestantes que bloqueaban el tráfico y “perturbaban la paz” alrededor de la residencia, según un portavoz de la Policía.

Los manifestantes aseguraron que la Policía utilizó una fuerza desproporcionada contra los asistentes.

Los eventos en Jerusalén incluyeron varias marchas de protesta por la ciudad que convergían en la Plaza de París, cerca de la residencia de Netanyahu.

En el suburbio de Tel Aviv de Kiryat Ono, un manifestante de 82 años murió tras ser atropellado por un automóvil. La Policía enfatizó que fue un accidente y que no había sospechas de que el incidente hubiera sido intencionado.

Las protestas también se llevaron a cabo en intersecciones, plazas y pasos a nivel en las primeras horas de la noche, como todos los sábados desde hace 24 semanas.

Asimismo, la Policía retiró una estatua que representaba a un manifestante anti-Netanyahu que fue instalada ilegalmente en la Plaza de París en Jerusalén el 4 de diciembre, informó Ynet.

La estatua de bronce, que alcanza una altura de cinco metros y pesa seis toneladas, fue nombrada “gibor Israel” (“héroe de Israel”, en hebreo, un calificativo militar) y representa a un manifestante sosteniendo una bandera israelí cuando es golpeado por el agua que brota de un vehículo con cañón de agua para dispersar las protestas.

Las protestas semanales han mantenido el foco en Netanyahu en un momento en que la popularidad del líder de larga data ha disminuido debido a su manejo del brote del virus y las acusaciones de corrupción que penden contra el y que él niega.

+Noticias:  Empresa tecnológica de israelí ha desarrollado un sistema de telemedicina impulsada por la crisis sanitaria

Imagen: © REUTERS / Amir Cohen

Fuente: sputniknews