Miles de personas tomaron las calles de casi 90 ciudades francesas para expresar su rechazo por la polémica ley de seguridad global

Cientos de miles de personas tomaron las calles de casi 90 ciudades francesas para expresar su rechazo al controvertido artículo 24 del proyecto de ley de seguridad global, que prohíbe la difusión de imágenes de miembros de las fuerzas de seguridad. 

Bajo eslóganes como Basta, Macrón o ¿Quién nos protege del estado policial?, entre otros, los activistas —entre ellos miembros del movimiento antigubernamental Chalecos amarillos— y periodistas salieron a las calles en todo el territorio del país europeo. Los manifestantes sugieren que el polémico documento viola la libertad de información y fomenta el racismo sistemático y la brutalidad policial, los desafíos que enfrenta actualmente el Gobierno de Macron.

Disturbios violentos

Las protestas pacíficas que tuvieron lugar por primera vez el 28 de noviembre derivaron en disturbios y violentos enfrentamientos entre los activistas y los agentes de Policía.

Grupos de jóvenes encapuchados —algunos de ellos miembros del grupo anarquista Bloque negro— prendieron fuego a coches y lanzaron piedras y cócteles molotov contra las fuerzas de seguridad que, a su vez, se vieron obligadas a dispersar a los manifestantes con cañones de agua y gases lacrimógenos.

“Es el pueblo de la libertad que marchó por toda Francia para decirle al Gobierno que no quiere su ley de seguridad global”, declararon los organizadores de la denominada Marcha de las Libertades en un comunicado oficial.

Por su parte, el diputado de izquierda Adrien Quatennens, del partido Francia insumisa, definió la ley como “la vergüenza de Francia”. “Deben dar un paso atrás, esta ley debe ser imperativamente derogada”.

Un total de 95 personas fueron detenidas, mientras que 48 agentes de Policía y gendarmes resultaron heridos durante la última protesta en la capital francesa, informó en su cuenta de Twitter el ministro del Interior del país, Gerald Darmanin.

+Noticias:  Francia, el primer país que propone una sola dosis de vacuna para personas que tuvieron COVID-19

Las autoridades responden con parciales concesiones 

Ante la indignación de los activistas, que exigieron la retirada de varios artículos del proyecto de ley, la Asamblea Nacional acordó reformar el polémico artículo 24.

“Esto no es ni una retirada ni una suspensión, sino una reescritura total del texto”, declaró Christophe Castaner, exministro del Interior y ahora líder del partido La República En Marcha.

En respuesta a las demandas de los manifestantes, el presidente Emmanuel Macron declaró que Francia lanzará en enero de 2021 una plataforma en línea “con un número telefónico dedicado” para que la población pueda informar a las autoridades de los “controles policiales excesivos”.

Asimismo, gran parte de los agentes de seguridad llevará cámaras corporales a partir de junio de 2021.

Imagen: © REUTERS / Gonzalo Fuentes

Fuente: sputniknews