Miles de personas volvieron a tomar las calles de Argel y otras ciudades de Argelia para exigir la caída del régimen militar

Miles de personas volvieron a tomar las calles de Argel y otras ciudades de Argelia el viernes (26.02.2021) para exigir la caída del régimen militar que controla este país desde la independencia de Francia en 1962, en la reanudación de las protestas del movimiento popular de oposición “Hirak”, interrumpidas hace un año a causa de la pandemia de COVID-19.

Pese a las restricciones sanitarias y el despliegue policial, el “Hirak” había recuperado ya las marchas de forma masiva el pasado día 22 y los estudiantes trataron de hacer lo propio al día siguiente, como antes de la pandemia, pero las últimas fueron duramente reprimidas por la Policía, que practicó detenciones.

Este viernes, sin embargo, cientos de personas caminaron por la capital argelina y por ciudades como Bejaia, Tizi Ouzou, Bouira, Skikda y Jijel, en las que corearon lemas como “Queremos un estado civil, no militar”, “Que se vaya la mafia del poder” y “Libertad para todos los presos de conciencia”.

Vigilados por cientos de unidades antidisturbios, gendarmes, agentes de los cuerpos especiales de la Policía y cientos de agentes secretos infiltrados de paisano, los manifestantes recorrieron el centro, como lo hacían cada martes y cada viernes desde que el movimiento estalló en febrero de 2019 para impedir que el entonces presidente, Abdelaziz Buteflika, optara a un quinto mandato consecutivo.


Logrado el objetivo -Buteflika renunció en abril de ese año- las manifestaciones prosiguieron y se tornaron contra el régimen, que trató de reprimirlas por todos los medios posibles.

Este viernes, cientos de personas recordaron que “el Hirak está en la calle” y advirtieron de que no cejarán “hasta que el régimen sea purgado”. 

Según el Comité Nacional para la Liberación de los Detenidos (CNLD), las fuerzas de Seguridad volvieron a practicar detenciones en Argel, Orán y Tlemcen.

gs (efe, afp)

Fuente: DW