Murió el barón Benjamin de Rothschild

El Barón Benjamín de Rothschild, Presidente del Consejo de Administración de Edmond de Rothschild Holding SA, la entidad que supervisa el Grupo Edmond de Rothschild, murió el viernes, según anunció su familia el sábado. Su muerte se produjo “tras un ataque cardíaco en la casa de la familia en Pregny (Suiza) en la tarde del 15 de enero”, dijo en un comunicado.

Nacido en 1963, Benjamin de Rothschild fue hijo y único heredero de Edmond y Nadine de Rothschild. Había asumido la dirección del grupo creado por su padre a la muerte de éste en 1997, después de haber trabajado a su lado durante muchos años.

Junto con su esposa Ariane, que tomó las riendas en 2015, han liderado el desarrollo de este discreto imperio en la galaxia Rothschild, especializado en la banca privada y la gestión de activos.

Fundado en 1953, el Grupo Edmond de Rothschild, con sede en Ginebra, cuenta hoy con 173.000 millones de francos suizos en activos gestionados (USD 194.000 millones), 2.600 empleados y 32 oficinas en todo el mundo.

El grupo financiero ofreció sus condolencias a la esposa de Benjamin y sus cuatro hijas. En el comunicado señalaron que el empresario desarrolló la entidad “de manera excepcional durante todos estos años”, además de ser “un filántropo activo”.

Apasionado por la vela, Benjamin de Rothschild también fue conocido por haber creado en 2000 el “Gitana Team”, un equipo de regatas oceánicas que ha ganado varias competencias (Route du Rhum, English Transat, Transat Jacques Vabre…). El grupo Edmond de Rothschild también es propietario de Château Clarke, una finca vinícola de la región de Burdeos (al igual que sus primos lejanos Lafite-Rothschild y Mouton-Rothschild).

El funeral de Benjamin de Rothschild tendrá lugar en los próximos días en la más estricta privacidad familiar, dijo su familia a la AFP..

“Era una personalidad entrañable. Tenía reflejos empresariales e instintos de negocios. Trabajé durante 20 años en este grupo familiar. El banco tenía un espíritu familiar y eso es bueno”, afirmó Alexandre Col, ex director de gestión de activos, bienes raíces y miembro del comité ejecutivo del banco hasta 2014.

El presidente del centro de pensiones lemania, Alexandre Michellod, que trabajó entre 2012 y 2017 para el Grupo Edmond de Rothschild como jefe del sector de pensiones dijo estar que está “particularmente conmovido”. Haber trabajado para el Grupo Rothschild ha sido un gran privilegio. El barón Benjamin de Rothschild encarna, en mi opinión, un empresario excepcional que ha sabido desarrollar la marca Edmond de Rothschild de manera extraordinaria”. Se le recuerda como “un hombre que se preocupó de expresar su gratitud a sus colaboradores con un arte y una manera única. Sus mensajes escritos, que siempre se dirigían con gran cuidado a los miembros del personal en cada nueva etapa del Grupo, siempre fueron muy apreciados y esperados por todo el personal”.

El estilo de gestión del Barón consistía en nombrar a personalidades de confianza para dirigir el banco y luego dejar que se hicieran cargo. Sin embargo, se había alejado del trabajo hace unos años.

La prematura muerte del barón Benjamín de Rothschild recuerda a la de su padre, Edmond, que falleció a los 71 años en 1997, también debido a problemas cardiovasculares. Benjamin, que había creado la Compagnie de Trésorerie Benjamin de Rothschild en 1989, especializada en la cobertura de divisas, se hizo cargo de la gestión a los 34 años.

“Empresario visionario, apasionado por las finanzas, la velocidad, la vela y el automóvil, y filántropo muy implicado en la promoción de la investigación en la Fundación Adolphe de Rothschild, Benjamin, con su extraordinaria personalidad, no ha dejado de transformar y modernizar su legado, respetando al mismo tiempo los valores de la familia”, declaró el grupo Edmond de Rothschild en su comunicado.

Fuente: infobae