Nicolás Maduro acusa a EE.UU de haber ofrecido un apoyo incondicional a su esposa para que se divorciara

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, compartió con los periodistas un par de curiosos detalles de las conversaciones que su familia había tenido con las autoridades estadounidenses, aunque no directamente, sino a través de sus respectivos enviados. EEUU supuestamente intentó influir en la vida personal del jefe de Estado.

Nicolás Maduro explicó en la rueda de prensa, que se transmitía en vivo en su cuenta de Twitter el 3 de diciembre, que el enviado especial de EEUU para Venezuela e Irán, Elliott Abrams, presuntamente había ofrecido a su esposa, Cilia Flores, un apoyo incondicional por parte de la Administración de EEUU a cambio de que se divorciara del mandatario venezolano.  

“Siempre hemos mantenido una relación con Donald Trump a través de sus enviados… con Elliott Abrams también a través de unos enviados”, comentó Maduro.

En este sentido, el jefe de Estado aseguró que una vez el diplomático estadounidense había enviado un mensaje a Cilia a través de “un contacto” sugiriendo que abandonara a su esposo.

“Si te divorcias de Maduro, viajarás al extranjero, y te daremos todo el apoyo, Cilia”, citó Maduro al representante estadounidense, señalando que a la hora de contestar su mujer le miró a los ojos, le abrazó y dijo a este respecto: “Nunca”.

“No es una novela. Esta es la verdad”, comentó Maduro a los periodistas.

El mandatario venezolano continuó opinando que, dado que EEUU “piensa que todos somos corruptos y muy ricos”, le aseguró a la primera dama de Venezuela que podía “llevarse todas sus riquezas”.

Los lazos entre Estados Unidos y Venezuela han sido extremadamente tensos durante la última década. Washington ha aplicado estrictas sanciones contra el país latinoamericano por violar supuestamente los derechos humanos y falsificar los resultados electorales.

+Noticias:  Venezuela declara persona no grata a la embajadora de la Unión Europea y le da 72 horas para dejar el país

Las Administraciones de George W. Bush, Barack Obama y Donald Trump apoyaron las restricciones, y los tres presidentes supuestamente respaldaron intentos fallidos de golpe de Estado contra el presidente socialista Nicolás Maduro y su difunto predecesor Hugo Chávez.

El Gobierno de Trump impuso un embargo a las importaciones clave de crudo de la principal nación sudamericana productora de petróleo y se apoderó de los activos de la filial estadounidense de la compañía petrolera nacional PDVSA, Citgo, lo que agrava aún más la crisis económica en el país.

Anteriormente el representante de EEUU en Venezuela, Elliott Abrams, declaró que la Administración del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, cuando asuma el poder debe mantener la presión sobre Venezuela hasta que Caracas esté lista para entablar negociaciones reales.  

El 6 de diciembre se celebrarán las elecciones legislativas en Venezuela, donde se elegirán a los 277 integrantes de la Asamblea Nacional (parlamento unicameral), de acuerdo al Consejo Nacional Electoral. A este respecto, Abrams señaló que EEUU seguirá reconociendo al opositor Juan Guaidó después de enero de 2021, y que no aceptará los resultados de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre. 

Imagen: © REUTERS / Miraflores Palace

Fuente: sputniknews