Paraguay celebra a la virgen de Caacupé sin peregrinos en las calles por COVID-19

Paraguay celebra la víspera del Día de la Virgen de Caacupé, una fecha en la que miles de peregrinos se vuelcan a las calles, pero que este año encuentra la basílica vacía como consecuencia del COVID-19, informaron medios locales.

“En comparación a lo que era hace un año, en los alrededores del templo es totalmente diferente, hay una ciudad totalmente desolada, solo los comerciantes están abriendo y algunos incluso decidieron no abrir”, señala el diario La Nación.

La virgen de Caacupé, patrona de Paraguay, llegó este 7 de diciembre a Asunción, donde fue recibida en el Palacio de López, casa de Gobierno, por el presidente Mario Abdo Benítez.

El mandatario participó de una celebración a puertas cerradas junto a integrantes de su gabinete, que fue presidida por el arzobispo de Asunción, monseñor Edmundo Valenzuela.

Desde allí, la imagen de la virgen peregrina fue trasladada a la sede del Congreso Nacional, donde el presidente del legislativo, Óscar Salomón, le dio la bienvenida y se ofició una misa a cargo del padre Víctor Giménez, vicario general de la arquidiócesis de Asunción.

En Caacupé (centro oeste), en tanto, la basílica está cerrada y las calles permanecen vacías, con excepción de algunos vendedores callejeros que instalaron sus puestos en espera de los peregrinos.

Imagen: © AP Photo / Jorge Saenz

Fuente: sputniknews

+Noticias:  Francia, el primer país que propone una sola dosis de vacuna para personas que tuvieron COVID-19