Policía de la capital de Bielorrusia detiene a más de 100 manifestantes y cinco periodistas

La policía de la capital de Bielorrusia detuvo el sábado (27.03.2021) a más de un centenar de manifestantes que se reunieron para participar en una marcha de protesta, para exigir la dimisión del presidente Alexander Lukashenko, informaron las autoridades.

Las protestas estallaron en la ex república soviética el pasado mes de agosto, después de que Lukashenko obtuviera un sexto mandato presidencial en una votación que la oposición y los diplomáticos occidentales consideraron amañada.

Sin embargo, las movilizaciones se calmaron durante el invierno por la violenta represión que dejó miles de manifestantes detenidos, la muerte de varios de ellos y la imposición de largas penas de prisión a cientos de personas.

El canal de la oposición en Telegram, Nexta, que moviliza y coordina a los manifestantes, convocó esta semana una “segunda oleada” de concentraciones simultáneas en varias ciudades.

Viasna reporta 245 arrestos en el país

El grupo de defensa de los derechos humanos Viasna declaró que hasta las 16H30 locales (13H30 GMT) la Policía había detenido al menos a 37 personas, entre ellas cinco periodistas, en ciudades de todo el país. Posteriormente dijo haber documentado el arresto de 245 personas, 176 de ellas en Minsk.

Entre los periodistas detenidos estaban dos redactores del sitio web de noticias independiente Tut.by, agregó Viasna. La agencia AP informó que cuatro de ellos ya fueron liberados.

A inicios de mes, Bielorrusia encarceló a un periodista de Tut.by por seis meses por la publicación de unos informes médicos filtrados que mostraban que un manifestante –que murió tras ser detenido por la policía– no tenía alcohol en su organismo, como habían afirmado las fuerzas del orden.

Las protestas postelectorales fueron la mayor y más persistente muestra de oposición que Bielorrusia ha visto en ese tiempo. En algunas de ellas han participado hasta 200.000 personas.

Más de 33.000 personas fueron detenidas durante las protestas, y muchas de ellas fueron golpeadas por la policía. 

gs (ap, afp)

Fuente. DW