Pueblos indígenas de El Salvador piden protección a sitios sagrados

Un grupo de organizaciones indígenas y humanitarias reclamaron este martes (22.12.2020) a los ministerios de Cultura (Micultura) y de Medio Ambiente (MARN) la falta de protección de al menos 11 “sitios sagrados” que están amenazados por un proyecto de construcción de una represa en la zona este de El Salvador.

Ese proyecto, que tendría luz verde por parte de las autoridades del Gobierno salvadoreño, se ejecutaría en el río Sensunapán, en el occidental municipio de Nahuizalco.

“Tanto Micultura y MARN son responsables directos de vulneraciones a los derechos culturales y ambientales de las comunidades indígenas de Nahuizalco y Sonsonate, al no brindar ningún tipo de protección a los sitios sagrados y a los bienes medioambientales”, señalaron en un comunicado.

Las organizaciones, respaldadas por la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), indicaron que en el tramo del río en el que se pretenden construir la represa se encuentran 11 “sitios sagrados” con “vocación espiritual e histórica”.

Añadieron que también identificaron lugares en los que se encuentran fosas con los restos de los miles de indígenas masacrados en 1932 por la dictadura de Maximiliano Hernández Martínez.

“Proyecto de represa fue rechazado en el 2014”

También recordaron que la PDHH emitió medidas cautelares “que protegen los derechos de la población indígena que depende del río Sensunapán”, para abastecerse de agua.

El 15 de octubre pasado, la Asamblea Legislativa aprobó una reforma constitucional en la que se reconoce como derecho humano el acceso al agua y su saneamiento.

De acuerdo con el medio local de investigación GatoEncerrado, el MARN rechazó ese proyecto en 2014, pero la Administración de Nayib Bukele recibió una nueva solicitud para que avance el proyecto después de que el mandatario ordenó agilizar los permisos ambientales para “desentrampar los miles de millones de dólares en proyectos” en los primeros 100 días de su Gobierno.

+Noticias:  Presidente de El Salvador: "No se puede confiar en los medios internacionales"

El mandatario sostuvo en julio de 2019 que no se refería a proyectos que “dañen el medio ambiente”, sin explicar a qué tipo de obras se refería.

Los expertos prevén que el 80 por ciento del país experimente estrés hídrico en 2022 por la reducción de las lluvias como efecto de la crisis climática.

Un estudio de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, dado a conocer en 2016, concluye que la vida en El Salvador sería inviable en 80 años a causa de la crisis hídrica que se ve agudizada por la crisis climática.

mg (efe, Red informativa de Arpas) 

Fuente: DW