Rapero Pablo Hasél debe ingresar en prisión para cumplir una condena de nueve meses por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la corona

La condena a nueve meses y un día que el Tribunal Supremo impuso en mayo de 2020 por enaltecimiento del terrorismo e injurias contra la Corona que le puede llevar a prisión en los próximos días no es la única causa judicial que pesa sobre el rapero Pablo Rivadulla Duro, conocido musicalmente como Pablo Hasél. A esta sentencia el músico suma otra anterior de 2015, en la que se le impuso una condena de dos años por hechos similares y que, al ser la primera, quedó en suspenso y no lo llevó a ingresar en prisión. A estas añade otras dos de sendos juzgados de Lleida por otros delitos que están recurridas y, por tanto, aún no son firmes. Además, el rapero está imputado en una quinta causa por los sucesos acaecidos en 2018 ante la Subdelegación del Gobierno de esta ciudad catalana tras conocer la detención en Alemania del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, según detalla a EL PAÍS su abogado, Diego Herchhoren.

Los hechos por los que la Audiencia Nacional ordenó el pasado enero el ingreso en prisión de Hasél se remontan al periodo 2014-2016, cuando publicó 64 mensajes en Twitter y una canción en el canal de vídeos Youtube que la justicia consideró delictivos. En uno de los mensajes, escribió junto a una fotografía de la miembro del grupo terrorista Grapo Victoria Gómez: “Las manifestaciones son necesarias, pero no suficientes, apoyemos a quienes han ido más allá”. En su red social, el rapero contaba entonces con 54.000 seguidores (actualmente son más de 100.000). También imputó al rey emérito y a Felipe VI la comisión de múltiples delitos. “Los amigos del reino español bombardeando hospitales, mientras Juan Carlos se va de putas con ellos”, escribió en enero de 2016.

+Noticias:  Audiencia Nacional ha rechazado el último intento del rapero Pablo Hasel de evitar la entrada en prisión

El abogado del rapero detalla que el auto que le da 10 días hábiles para ingresar en prisión le fue notificado a Hasél el 1 de febrero, por lo que debería personarse en un centro penitenciario, como muy tarde, el próximo viernes. Sin embargo, su letrado asegura a este diario que el cantante no tiene intención de hacerlo y que esperará a que el tribunal ordene su detención. Su abogado presentó el 4 de febrero un recurso de súplica a este auto que, sin embargo, no detiene el ingreso en prisión. La Fiscalía, que en su momento se mostró partidario de suspender la condena, aún no se ha pronunciado sobre el recurso, pero Herchhoren espera que, “por coherencia”, lo respalde.

El rapero tiene actualmente otros tres frentes judiciales abiertos. En junio, el Juzgado de lo Penal número uno de Lleida lo condenó a seis meses de prisión por un delito de lesiones por agredir, en 2016, a un periodista de TV3 en una rueda de prensa en el Rectorado de la Universitat de Lleida, ocupado por estudiantes. El juez consideró probado que Hasél empujó, insultó y roció con un líquido de limpieza al periodista, y por este motivo, además de la pena de prisión, le impuso indemnizar a la víctima con 12.150 euros.

Días después, otro juzgado de Lleida comunicó al músico una nueva condena. En esta se le impuso dos años y medio de prisión y al pago de una multa de 2.400 euros por agredir a un hombre que declaró como testigo en un juicio en el que había resultado absuelto un agente de la Guardia Urbana de Lleida acusado de agredir a un menor amigo del rapero. Estas dos sentencias están recurridas y aún no son firmes.

+Noticias:  Justicia española informó de una nueva condena de prisión contra el controvertido rapero conocido como Pablo Hasél

Finalmente, Hasél es investigado por la justicia por su presunta participación en el intento de asalto a la subdelegación del Gobierno de Lleida del 25 de marzo de 2018, en protesta por el arresto de Puigdemont en Alemania. En esta causa aún no se ha celebrado el juicio, detalla su abogado.

Fuente: El Pais

Imagen: Pablo Hásel, durante la rueda de prensa que ofreció el 1 de febrero en Lleida tras conocer la orden de la Audiencia Nacional para que ingrese en prisión.RAMÓN GABRIEL / EFE