Regulador británico de las telecomunicaciones, confirmó la cancelación de la licencia de emisión del canal China Global Television Network (CGTN)

El regulador británico de las telecomunicaciones, Ofcom, confirmó la cancelación de la licencia de emisión del canal, en lengua inglesa y por satélite, del grupo China Global Television Network (CGTN).

“Después de una cuidadosa consideración, que ha tenido en cuenta todos los hechos y los derechos de expresión del emisor y las audiencias, hemos decidido que es apropiado revocar la licencia de CGTN para retransmitir en Reino Unido”, señaló la agencia en un comunicado.

Ofcom concluye en su investigación del operador chino que la licencia no estaba registrada a nombre de CGTN y subraya que, en todo caso, tampoco habría obtenido el permiso para emitir en el Reino Unido debido a que “está controlado por el Partido Comunista Chino”. 

El canal estaba registrado bajo la titularidad de la compañía limitada Star China Media Limited (SCML) que, según Ofcom, no ejercía control editorial sobre la programación que se retransmitía en el Reino Unido.

La legislación británica exige que el control editorial de una televisión recaiga en el mismo ente que obtuvo la licencia.

“Nuestra investigación ha demostrado que una entidad sin control editorial sobre la programación tiene la licencia de CGTN”, declaró un portavoz.

Ofcom también rechazó por inadecuados los pasos emprendidos por el operador chino para subsanar la irregularidad administrativa de la licencia de emisión.

“No pudimos aprobar la solicitud para transferir la licencia a China Global Television Network Corporation porque está controlada, en última instancia, por el Partido Comunista Chino, lo cual no está permitido bajo la ley de televisión del Reino Unido”, añadió el portavoz.

La censura de las emisiones se produce en el contexto de una creciente tensión diplomática y política en las relaciones entre Londres y Pekín.

Esta semana, la BBC emitió un crítico informe de las condiciones en las instituciones de la región china de Xinjiang, con testimonios de presuntos violación y abusos sistemáticos de mujeres uigures.

La Embajada china en Londres acusa a su vez al Reino Unido de “fabricar y propagar” informaciones falsas cobre China.

En 2020, Ofcom falló en contra de CGTN en relación con la cobertura de las protestas en Hong Kong, que no se ajustaron a las normativas de imparcialidad, privacidad y trato justo, según la autoridad.

En su última investigación, cuyos resultados publicó este 4 de febrero, el regulador británico concluye que CGTNC está controlado por la Televisión Central China (CCTV) y esta, a su vez, forma parte del China Media Group, que controla el Partido Comunista.

Fuente: sputniknews

Imagen: © CC BY 2.0 / Jim Linwood / Riverside House, Bankside – London