Representantes de la sociedad civil de libia iniciaron el proceso para elegir un gobierno de transición en Suiza

El proceso, que se inicia este lunes (1.02.2021), tiene por objetivo elegir un gobierno de transición previo a las elecciones del 24 de diciembre, con las que se espera poner fin a una década de conflicto.

La responsable interina de la misión especial de Naciones Unidas en el país norteafricano (UNSMIL), Stephanie Williams, inauguró los cinco días de reuniones en Suiza, destacando que “hace un año esto no habría sido posible, pero ahora el pueblo libio está con ustedes, los apoya y quiere que tengan éxito”.

El actual proceso de transición “no es una elección tradicional, pero abrir la competición es bueno para la democracia, y este tipo de competición sólo puede ocurrir cuando las armas están en silencio”, expresó la diplomática estadounidense.

El sábado 30 de enero, tras una semana de plazo de presentación de candidatos, UNSMIL confirmó e hizo públicos los nombres de los 24 aspirantes al Consejo de Presidencia, principal órgano en la transición a las elecciones, y los 21 a primer ministro, quienes esta semana presentarán ante el foro sus candidaturas.

Los cinco días de reuniones se emiten en directo para que la sociedad libia pueda ver la marcha del proceso e incluso hacer consultas directas a los candidatos, con el fin de garantizar que la transición sea “abierta y transparente”, recalcó Williams.

“Es una oportunidad para preguntar a los candidatos si honrarán su compromiso de celebración de elecciones, antepondrán los intereses del pueblo, la separación de poderes, o se comprometerán a un control directo civil sobre el ejército”, sugirió la responsable de UNSMIL.

El proceso de transición hasta las elecciones de diciembre fue delineado por el LPDF en sus reuniones de mediados de noviembre de 2020 en Túnez, tras el alto el fuego permanente declarado en octubre por los dos principales bandos de la guerra civil que sufre el país del Magreb.

Libia es un estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 la OTAN contribuyera a la victoria de los rebeldes sobre la dictadura de Muamar al Gadafi.

El conflicto ha enfrentado a las milicias afines al Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA), impulsado por la ONU, y los grupos armados leales al mariscal Jalifa Hafter, tutor del Ejecutivo no reconocido en el este y hombre fuerte del país.

En la guerra civil han intervenido potencias extranjeras como Turquía, en apoyo del GNA, y Rusia, principal valedor exterior de Hafter, y esta participación se ha traducido sobre todo en la presencia de numerosos mercenarios extranjeros en ambos bandos, que el alto el fuego de octubre acordó retirar del territorio libio.

CP (efe, afp)

Fuente: DW