Tom Brady de 43 años dio la victoria a los Tampa Bay Buccaneers por primera vez en playoff desde 2003

Ser el mejor de la historia. Esa aspiración utópica que en todos los deportes enciende debates y altera estados de ánimo en la NFL sigue el caudal de un río tranquilo. Tom Brady almacena argumentos día a día para ostentar el trono del fútbol americano y ayer dio una nueva vuelta de tuerca. El quarterback de 43 años fue clave en la victoria de Tampa Bay Buccaneers, la primera en playoff desde 2003, con un control del reloj absoluto y una dirección milimétrica que tuvo su momento álgido: su pase de touchdown a Antonio Brown le hizo acreedor de un récord histórico en la NFL: ser el pasador de mayor edad (43 años y 159 días) en un partido eliminatorio en el camino hacia la Super Bowl.

Brady superó en 51 días la marca que tenía George Blanda desde 1970 y, de paso, convirtió a Washington, al que derrotaron 31-23, en su decimoséptima víctima en playoff, más equipos que victorias totales tiene cualquier otro quarterback en la historia en las eliminatorias por el anillo. El californiano, casado con Giselle Bundchen, ya tiene 31 victorias en playoff y en su cabeza de ganador sólo puede estar el sueño completo: lograr el séptimo anillo, igualando además a Peyton Manning como el único que lo habría hecho con dos equipos distintos, y ser el primero en conquistarlo como local ya que la 55ª Super Bowl se celebrará en Tampa el 7 de febrero.

Fuente: AS

Imagen: Wild Card Round – Tampa Bay Buccaneers v Washington Football TeamTom Brady. Patrick Smith (AFP)