Tres miembros de una familia, asesinados tras los registros policiales casa por casa en estado fronterizo venezolano

El combate armado en el estado fronterizo venezolano de Apure no da tregua. Desde el pasado fin de semana se disparó un conflicto entre grupos de la disidencia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y las Fuerzas Armadas Nacional Bolivarianas (FANB), que forzó a más de 4.000 venezolanos a huir de sus casas por el bombardeo indiscriminado de la FANB a los pobladores de La Victoria, una zona rural ubicada al suroeste del país.

«Yo estaba en casa con mis hijos y sobrinos cuando vimos un helicóptero sobrevolando muy bajo, casi que rozaba el techo, y en segundos comenzó a disparar sin control. Tuvimos que salir corriendo», cuenta a NTN24 Saray Jiménez, una de las desplazadas desde uno de los 15 albergues autorizados por el Gobierno colombiano para recibir a los refugiados venezolanos.

Pero el conflicto se recrudeció cuando un componente de las Fuerzas Especiales (FAES) del régimen de Nicolás Maduro llegó el jueves a La Victoria como refuerzo. Desde entonces, los habitantes de la zona comenzaron a denunciar allanamientos, saqueos, detenciones arbitrarias y ejecuciones extrajudiciales por parte del cuerpo policial. Raiza Isabel Remolina denunció a través de un vídeo por Twitter que su tía, el esposo y un primo fueron asesinados vilmente ese mismo día en La Victoria, epicentro del conflicto y donde los disidentes de la FARC volaron la aduana como represalia.

«Las FAES estaban revisando todas las casas del barrio 5 de julio porque supuestamente estaban buscando guerrilleros. A mis familiares se los llevaron detenidos y aparecieron en el Ripial (a unos 3 kilómetros de distancia) asesinados, tirados en el campo y uniformados con lo que visten los grupos irregulares», aseguró. Y añadió que a su primo y tía «le pusieron botas de combate y un arma». Según la denuncia de los familiares, las FAES se llevaron a muchas personas, pero fueron sus parientes los que amanecieron asesinados. «Mi familia era gente de bien, no eran ningunos guerrilleros. Era gente trabajadora», afirma Remolina.

Gobierno cómplice

El presidente interino, Juan Guaidó, manifestó por Twitter que «aquí una de las dolorosas consecuencias de haber amparado durante años a terroristas: venezolanos desplazados por un conflicto armado en territorio nacional. Mientras la dictadura de manera cómplice voltea la cara». La oposición venezolana ha denunciado que Nicolás Maduro utiliza a las fuerzas del Estado para abrirle terreno a Iván Márquez, quien ahora junto a Jesús Santrich se disputan el control del estado contra el frente 10 y los líderes guerrilleros alias ‘Arturo’ y alias ‘Farley’ que llevan años apoderados de la zona.

Fuente: ABC.es

Imagen: El Gobierno de Colombia ha habilitado 15 albergues para los venezolanos que huyen del conflicto en Apure – AFP