Una dolorosa ciática impide al Papa Francisco celebrar el Te Deum de fin de año y la misa del 1 de enero

Debido a una «dolorosa ciática», agravada en los últimos días, el papa Francisco no podrá participar en el Te Deum de fin de año ni en la misa del primero de enero, según ha informado este jueves el director de la Oficina de Prensa del Vaticano, Matteo Bruni.

El Te Deum será presidido por el cardenal Giovanni Battista Re, decano del Colegio Cardenalicio, y la misa del uno de enero por el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado.

El Papa podrá, en cambio, dirigir el rezo del Ángelus del primero de enero desde su biblioteca, como ha vuelto a hacer desde que Italia ha restablecido el confinamiento a causa de la pandemia y la plaza de San Pedro está de nuevo vacía.

Es el segundo contratiempo de salud en este año. El pasado mes de febrero sufrió una fortísima gripe que le impidió asistir a los ejercicios espirituales en las afueras de Roma y tuvo que limitarse a seguirlos en «streaming» desde su estudio en Casa Santa Marta.

El Santo Padre se sometió a una prueba de PCR la semana pasada y ha dado negativo.

En cambio, sufre desde hace bastantes años un problema de ciática, que a veces se vuelve más dolorosa. Desde hace dos semanas, su discreta cojera era mucho más visible debido a un empeoramiento.

Fuente: ABC.es

Imagen: El Papa Francisco durante la misa de Nochebuena en la Basílica de San Pedro – Reuters

+Noticias:  Congreso Judío Mundial (CJM) saludó la visita que el papa Francisco hizo en Roma a una superviviente del Holocausto