Unión Europea pacta reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para 2030

Tras una maratónica negociación, los líderes de la Unión Europea (UE) acordaron este viernes reducir, para 2030, en al menos un 55% las emisiones de gases de efecto invernadero, desde los niveles de 1990. El pacto endurece sustancialmente el objetivo hasta ahora existente de disminución del 40%, que había para el mismo período de tiempo.

La Unión Europea quiere alcanzar emisiones “netas cero” para 2050. Fecha límite que los científicos señalan en que el mundo debe cumplirlo, para evitar los impactos más catastróficos del cambio climático.

Con ese objetivo en mente, los 27 miembros del bloque europeo cerraron este viernes 11 de diciembre un acuerdo en el que se proponen reducir las emisiones de gases de efecto invernadero del bloque en al menos un 55% para 2030, con respecto a los niveles de 1990.

Con la decisión la UE evitó lo que habría sido un estancamiento antes de la cumbre Naciones Unidas sobre el clima este fin de semana, a la que llegará para presentar su objetivo en un encuentro que será virtual, debido a la pandemia.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, que presidió las conversaciones, aseguró que la UE es líder en la lucha contra el cambio climático y dijo que, aunque trazar ese objetivo fue una negociación reñida, la meta es “creíble”.

El pacto logró vencer las resistencias de países dependientes de los hidrocarburos

+Noticias:  Bill Gates quiere que los países ricos consuman solo carne sintética para combatir el cambio climático

Se trata de un compromiso entre los países más ricos, en su mayoría occidentales y nórdicos de la UE que desean una acción más ambiciosa, y los estados del este con sectores energéticos dependientes del carbón e industrias de energía, que querían condiciones asociadas a los recortes de emisiones. Estas naciones dependientes de los hidrocarburos expresaron sus preocupaciones sobre el financiamiento y la gestión de la transición a energías más limpias, pero finalmente aceptaron respaldar el propósito común.

Para lograr su aprobación, el bloque accedió a que el nuevo objetivo se logre de forma colectiva. Según la oficina del primer ministro belga, Alexander De Croo, “los líderes acordaron que las reducciones se lograrán primero en sectores y países donde sigue habiendo mucho margen de mejora”.

“La revolución de la sostenibilidad es también una revolución tecnológica, una oportunidad económica que nosotros, como Bélgica, debemos aprovechar”, escribió De Croo, en su cuenta de Twitter.

Además, la Comisión Europea considerará las situaciones nacionales específicas al elaborar sus medidas. En primavera se remitirá un informe de progreso al Consejo Europeo.

Este anuncio se produce justamente cuando el sábado se cumplen cinco años de la firma del Acuerdo de París. Tras este tiempo, hay señales de que el pacto está funcionando.

En 2015, Climate Action Tracker afirmó que el mundo estaba en camino a 3.6 grados Celsius de calentamiento desde la época preindustrial. Ahora, el grupo asegura que el mundo se dirige actualmente a 2,9 grados de calentamiento, pero si las 127 naciones que se comprometieron a llegar a cero emisiones de carbono realmente lo hacen, el calentamiento solo sería de 2,1 grados.

+Noticias:  Venezuela declara persona no grata a la embajadora de la Unión Europea y le da 72 horas para dejar el país

Sin embargo, permanecen otros retos. Entre ellos, la situación de los países pobres, a veces de tierras bajas, que ya enfrentan amenazas existenciales por la subida del nivel del mar y otros impactos del cambio climático.

Con AP y Reuters

Imagen: Archivo-La chimenea de la central eléctrica de Laziska, una central térmica, se ve detrás de la mina de carbón Boleslaw Smialy en Laziska Gorne, Polonia, el 5 de diciembre de 2018. © Reuters/Kacper Pempel

Fuente: france24